El nadador



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a los favoritos

Por Francisco Vélez Nieto

Joakim Zander

El nadador

Traducción  de Pontus Sánchez

Suma de letras

 

El nadador es la primera novela de Joakim Zander nacido en Estocolmo en 1979. Actualmente vive en Helsinki, pero anteriormente ha estado en Siria, Israel y Estados Unidos. Ejerce como jurista y trabajó en  Bruselas durante diez años para varias  instituciones europeas. Afincado en la capital de Finlandia ejerce como abogado de la Unión Europea. Si nos volcamos sobre  la intensa trama de la novela  quedamos envueltos en una tensa  narración hasta la última página, sobre una intriga de altos vuelos que empapa y desnuda todos los estamentos de las altas esferas del poder con una hábil y fresca maestría narrativa. Como el lector puede leer con este currículo el lanzamiento por haber sido la estrella de la Frankfurter Buchmesse  (Feria del libro de Frankfurt) ha significado ser fichado por  diversas editoriales para traducir la novela en 23 idiomas, Luego el lanzamiento ha sido  de caballo que se desboca.

 

elnUno, por los muchos años  en estos menesteres de la crítica literaria dado los  tiempos que corren y los métodos publicitarios que se emplean, me acerco al alboroto del libro impacto con cautela. Pero en este Nadador de largas distancias resulta que todo es leer las primeras páginas de la trama y dar libertad a la imaginación, ya que el asunto se carga de interés a medida que va adentrándose en la narración, convencido y poseedor de estar metido en la lectura de una buena y moderna novela de intriga y espionaje  con todas las consecuencias a imaginar  posibles de suceder en los ansiados capítulos donde se desarrolla la historia por las que se mueven, viven y trabajan, con honradez y principio nobles  personajes profesionales, que pueden dejar de serlos por tentadoras ofertas, mientras otros son contratados por extrañas empresas de los secretos poderes de la seguridad de los Estados Unidos de Norteamérica con objetivos diferentes. Y advierto, no es una novela más de las muchas que se vienen editando. Incluso puede uno señalar que es posible que Joakim Zander sea una especie de nuevo Le Caree. De él depende claro.

 

La acción comienza a principio de la década de los ochenta cuando un agente de la CIA es testigo directo como una bomba colocada en un coche provoca la muerte den una mujer cuando el destinatario del atentado debería haber sido él. Un salto en el tiempo nos traslada a treinta años después, corren los  primeros días de diciembre de 2013 en Centro Europa, geografía donde se desarrollará gran parte de la histórica aventura con dos objetivos muy concretos liquidar a Klara Wälden y Mahmoud Shammosh. Aquí inicia todos unos procesos de intrigante cometido como puede ser la contratación de una empresa digital para realizar un trabajo sucio para la CIA, ante la alarma y sospecha de que alguien tiene en su poder  documentos e imágenes en un pequeño ordenador muy comprometidas. La cacería se ha iniciado, objetivo estos dos personajes, ella y él.

 

eln_p1El marco de acción se va ampliado según las necesidades de la apuesta por recuperar tan preciado documento, especialmente el gráfico que puede ser una bomba de relojería a nivel político y social para los Estados Unidos de América, pues, la Casa Blanca puede recibir un volumen de salpicones que cambiaría ostensiblemente el color de su fachada e igualmente  también repercutiría en sus fieles aliados. Bruselas, Suecia y Estados Unidos resulta ser el espacio donde cinco personajes unidos por diferentes razones, ambiciones y principios de honestidad, se encuentran envueltos en una peligrosa aventura donde los sentimientos humanitarios resultan ser desconocidos. Estamos ante un pulso de colosal dimensión con Afganistán e Irak incluidos. Y ese misterioso  personaje conocido por el Nadador reniega de las interesadas  de Estados Unidos con el mundo árabe y el papel y el papel que ha jugado en Irak y Afganistán y los resultados de sus intervenciones en ambos países.

 

Repito, no estamos ante una historia más donde los malos de la CIA protagonizan una aventura de tantas, aquí están implicados “las grandes potencias de relaciones públicas inglesas  y estadounidenses serán los mercenarios de Bruselas. Vendía territorio, información e influencia al mejor postor, independientemente siempre existirá  la ideología o las creencias morales. Sus poderes económicos y la falta de escrúpulos no tienen límites. Además, suceda lo que suceda siempre existirán razones de estados por el bien de la humanidad que lo justifiquen.  La narración de esta historia en la que somos conducidos por una sociedad cada día más inmunda y dominada por los grandes timoneles, tras su lectura, deja al lector con la conclusión de que apenas nos permiten, todavía, tener unos apellidos. Pues somos implementes números a capricho de las verdades y mentiras que consideren transmitir desde sus poderosos medios. Podemos, aparte del populismo, hacer pocas cosas más allá de gritar y sacar banderas de paseo los fines de semana.

 

Sin comentarios a “El nadador”

añadir un comentario.

Deja una respuesta