Antonio Colinas. Canciones para una música silente

Por Francisco Vélez Nieto

“Las intuiciones de los poetas son las aventuras olvidadas de Dios.

Elias Canetti

“Este libro desea ser un gesto de libertad creadora” manifiesta Colinas en su “Nota a la edición” a su final. En todo el desarrollo poético de la obra juegan un especial papel los símbolos. Cierta es la seductora soltura de los versos que nos llevan a percibirlos,  conduciéndonos a través de su lectura,  a saborearlos con placidez y claridad. Y siguiendo la nota nos señala que “primordialmente los dedicados a la mujer“como en un juego entre frescura y calor rodeado de belleza y pasión medida:

Ahora irá descendiendo

La noche sobre el trópico

y quizá, en tus labios, una dulzura nueva

encenderá los versos que más amas.

antLa poesía de Antonio Colinas ofrece una desnuda transparencia que de nuevo en Canciones para una música silente flotan meciendo rica calidad lírica  temática en cualquiera de los siete capítulos que  lo componen. Eso sí, se advierte lectura con exigencia puesto que “”No es un libro para lectores perezosos: por su extensión y porque es complejo” Y en verdad  sus poemas nada tienen de artificioso sino “Una música interior callada, serena. Es la culminación a la llamada del silencio” Aquí una hilera de versos de Siete poemas civiles en la que recuerda sin odio, pero con profundo dolor la tragedia familiar padecida:

Se llamaba José. / Fue el asesinado de nuestra familia. /  Fue uno de esos muertos / que hubo en casi todas las familias /  de aquel país que se llamó Caínlandia. / En concreto, fue uno de aquellos siete mil / y pico que creyeron simplemente / en lo sagrado. / Nada más.

Corría 2011 cuando Colinas publicó en la editorial Siruela su “Obra Poética completa” Y ahora, tres años después, vuelve a editar también en la misma y cuidada editorial este nuevo y extenso poemario compuesto de esos siete libros, secciones, que se  cierra con las “canciones silentes” Desde el recogimiento de la edad y  recuerdo del andar vivido de los que el poeta recupera y desliza secuencias e imágenes, situándose en ese presente desde el que todo poeta se sustenta por medio de lo vivido que guarda bajo la bóveda de la memoria, alimentar con remembranzas  el frescor de los veneros que irán vertiendo en la fuente el alimento para calmar la sed poética.

 “Tiene esta casa hundida en la arboleda, / la fortuna de un cubo / perfecto y es de cal / resplandeciente. / Es la casa del hombre”

Y desde ella el baño de amor, la mujer en la pasión  debida, el padre y la madre “Es un espacio para el encuentro y la memoria. Un libro muy alquímico, una alquimia como la entendía Jung, como un proceso psicológico de transformación; por eso, es un libro que necesita sosiego” Aquel Mediterráneo donde su creación lírica tanto floreció en los surcos de la sensibilidad creativa, emoción agradecida de ser el poeta conciente y conmovido “Para el que  sabe ver / siempre habrá al final del laberinto  de la vida / una puerta de otro”

antoUna obra que ahonda en la belleza donde el creador se siente reflejado de por si en esa larga y meditada andadura a través de una subjetiva variedad de áreas vividas con cuidado y  esmero, armonizador del palpitar y sentir  mostrando la  sólida estructura poética en lo más amplio de su caudal sin limitaciones dado que son los adioses muestreando deseos de tomar vuelo para mecerse de nuevo al viento, rememoración de tiempos con brindis de bondad agradecida, en un proceso en el que “juegan un gran papel los símbolos”

Solo la noche podrá detener

este combate

de la palabra desnuda

contra la flecha envenenada.

del tiempo,

que ya tensa su arco

Francisco Velez Nieto
Francisco Velez Nieto

Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino
En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)
Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos).
Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.
Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.
Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015
Francisco Vélez Nieto

Deja un comentario