Formación online y digitalización

Está aumentando la demanda de cursos online. Algo, perfectamente, entendible. Porque, la enseñanza a distancia es otra opción formativa que complementa, o sustituye a la presencial. Evidentemente, en el ámbito laboral la formación online posee unas ventajas indudables. Especialmente, en el perfeccionamiento y aumento de los conocimientos, en determinadas áreas del saber. Permiten estudiar con el ritmo que decida cada persona, y ofrecen, en numerosos casos, una certificación de los avances logrados. Los idiomas y los estudios relacionados con la Informática e Internet son los más solicitados.

Cada vez se está viendo una mayor integración, en los procesos de enseñanza y aprendizaje, de lo presencial y lo digital. No son ámbitos contrapuestos, todo lo contrario. Aunque, también es cierto que, en determinados niveles educativos, la labor de los maestros y profesores sigue siendo insustituible. Las explicaciones de los profesores, y sus orientaciones son fundamentales en primaria y secundaria. De hecho, las tecnologías de la información y la comunicación se enseñan en los institutos. Es una de las asignaturas optativas ofrecidas a los alumnos.

La revolución digital en la que ya estamos, va a ser cada vez mayor. El crecimiento exponencial de la digitalización, en los próximos años, va a ser asombroso. Si a esto se añade la aparición, en unos años, de los ordenadores cuánticos, la capacidad de procesamiento y computación será fabulosa, y casi increíble.

Como dice César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica, en la actualidad hay 10.000 millones de cosas conectadas, pero en el año 2020 habrá 50.000 millones de cosas conectadas, desde el frigorífico, al coche. Esto supone un aumento enorme de lo digital en nuestra realidad. Y el tráfico de datos se incrementará, exponencialmente, los próximos años. De todos modos, el cerebro humano es capaz de procesar 400.000 millones de bits por segundo, pero de forma consciente procesa 2.000 bits por segundo. Aunque, está claro que ya, desde hace mucho tiempo, estamos desbordados por las ingentes cantidades de información que circulan por Internet.

Las informaciones proporcionadas por el Big Data serán fundamentales en Sanidad, y en otros campos del conocimiento, y también en las empresas. Parece ser que el aumento de la digitalización incrementará el PIB per cápita de un país, de forma muy considerable. Probablemente, en los próximos dos o tres años, sean necesarios unos dos millones de trabajadores digitales en España. Y se puede dar formación digital durante un año o más tiempo, a jóvenes y adultos para estos puestos de trabajo.

Todas las empresas tienen que ser digitales para llegar a cualquier parte del planeta con sus productos o servicios. Y lo mismo ocurre, de forma general, en el campo de la cultura y de las artes. En la era o periodo de los nativos digitales se abren nuevas y sorprendentes posibilidades que ya se intuyen, en la nueva realidad que está surgiendo.

Deja un comentario