¿Amigos?…

Aquí dejo tus enseñanzas, amigo. Hay que apartar los malos calores y debemos luchar porque haya justicia en esta mala bola terrenal que habitamos llenos de miedo, pavor. Aquí está lo tuyo. Por culpita de todos el mundo es malo, hay que ser sanos, justos y… valiosos seres humanos. Así lo desean ellos, lo desean todos, nuestro gran amigo, nuestro salvador, él es nuestro fiel colega que nos ayudará, no nos crucemos de brazos, sigamos caminando como si fuésemos las damas del sol.

Gato guay, del Paraguay, venido del Uruguay, llegando a Venezuela y allá se va y allí… mi canto para vivir nuevamente tierra adentro, cara a cara, Guadalupe hermosa no vacilaré en mi llanto.

Pelo corto y a él, el noble corazón, grande en todo y mi misión… ¿la habrá?, sólo ser, existir, ser como ellos porque somos lo mismo. Rosa del viento, amigossol y penumbra y canción lejana. Pelo con mechas, versos de risa sintiendo vergüenza, ¿y qué?, es mi evento, sienta o no amor, creo que no, no soy capaz, no me cabe, pero ¿sabes?, ya es demasiado tarde, ya no nos besaremos ni muertos, ya no nos veremos más. Ya nada porque te ganó el más grande, el amor de verdad que quiso unirse a mí puede que… aquella tarde en que travieso estaba el corazón de niña obesa que fui yo, no no, es falso, siempre he estado delgada. Por eso, rebeldes mis órganos que enfermaron sin razón justificada, quisiste perder y me agrada, elegir olvidarte de mí. Cobarde elemento ojala te toque sufrir en el testamento.

O él o yo, trata de integrarle, ¿saben?, hiperactivo sigue siendo, sigue deshaciendo el trabajo de otros, ¿y qué?, él o yo, entonces así, uno de ambos, integrarse poco a poco pero ¿hasta cuándo?, bueno está y es así, vale hay que sufrir, bueno hay que pasarlas o no haber nacido, o él o yo, los dos no, bueno así, bueno ya, bueno. Elegid. Dios, gracias y desgracias, de tos padezco y de infelicidad… un poco, no demasiado que lo sepas aunque me gusta escribir que lo paso mal. Padezco desdicha y delgadez, pero no extrema. Sufrir, padecer, vencer, volver a dormir y a soñar, triste estado, ¿por qué?, sácanos pronto de aquí, amén.

Amigo invisible; ¿Por qué suenas si no llueve?, ¿por qué levantas las olas falsamente?, ¿por qué me animas y me dejas?, vuelve don Viento con su sombrero y mece las olas de un mar y la lluvia cae ansiosa de que la pueda tocar, se asoma y resucita a los elementos: rocas, arena, edificios… pero el viento es un mentiroso, dice que “te quiere” y se va. Sé que morirá en el mar, quiero que me deje ahora, ya le viví y pensé, está interiorizado en mi ser, deseo ser feliz pero le vent vient, reste, m´aime… Mi corazón ya no desea pensar en sus virtudes ni en sus defectos. Ya no.

PEREGRINA VARELA

Peregrina Varela
Peregrina Varela

Peregrina Varela es Licenciada en Imagen y Sonido por la UCM. Trabaja en medios de comunicación y escribe como pasatiempos. Ya en su vejez, si llega, piensa buscar un destino a sus libros relacionado con el mundo animal. El tiempo todo lo dirá.

Deja un comentario