Blanca Helena Munoz de Escobar – Cali, Colombia

Blanca Helena Munoz de Escobar – Cali, Colombia

Publicaciones Revista Plenilunio Colombia

                       Magazín Estrella Errante Austria

Revista Aurora Boreal Dinamarca
Revista Cantarrana Colombia
  Word in the World Canadá
Figuras Literarias España

Antologías: Peldaños de arena Colombia
Exposición Mural y Virtual Canadá
Muestra de poesía en español España
Poesía del SXX por mujeres Colombia
Mujeres Hispanistas Canadá

                     Lugar de palabras Colombia

Libros:  A la vera de tu aroma 2006
             Esteros de la noche 2011
             Rastros de tiempo 2012
             Nieve en la sangre
Mención Festival Poesía Ateniense  Argentina 2010
Mención   XI Concurso Literario Universidad  Autónoma Colombia 2011
Primer Premio Concurso de Poesía Santiaguino Colombia 2011 
 


CAMINO DEL VIDENTE
 
Cuando se rompa la infinita servidumbre de la mujer
también ella será poeta……….Arthur Rimbaud

El arribo del tiempo que predijeras
ha llegado:
escudriñamos el alma,
la masajeamos,
la aprendemos,
inseguras la sembramos
en abono de metáforas, de imágenes,
la cultivamos
en busca del camino del vidente.

¡Somos poetas¡

INTERROGACIÓN

En la roca fulgurante de sol
una sombra traduce la silueta
de la garza empinada.

No le fue suficiente
en el árbol el nido,
ni a sus patas el verde.

Una bala confunde su destino
y la garza interroga con el cuello
a la gota de sangre.

Ya son rojas las alas…
en la roca se incrusta
una pluma sin vuelo.

SOY TU ALMA
 
Soy tu alma. ¿dónde encuentro la mía?
Somos dos en ausencia. No lo olvides.

Nadie puede escucharlo.

Tanto duele el silencio que reposa en el verde,
el goteo de la fuente en el patio tardío
y en el eco de la espera
tu alma…      en la mía.

 
NEVADA 9

Se aleja el cóndor
con la certidumbre sin retorno,
su blanco cuello le ahorca el día.

Sin atrevernos a seguir
la estela de su vuelo,
nunca sabremos si  El Nevado desde la cumbre
avizora el sepulcro de alas
o si nuestras ilusiones son el ataúd de sus plumas.

NEVADA 5

Cae nieve en las montañas,
es mi Nevado;
entre copos blancos
recibe en la euforia de las nubes
el abecedario andino.

El hombre de mirada blanca lee el vocabulario
donde el poema solloza nuestras dudas
y refrenda sin premura el verso y el asombro.      9

COSMOGONÍA DEL PUNTO

Misterio del acervo indígena,
el punto hecho línea circular al borde del cuenco,
ondulante zigzagueo de la serpiente
en el vaso sagrado de la ofrenda,
línea en nubes al interior de la olla
donde el agua llama a la energía del sol
la redime convertida en sangre.

Punto, hecho línea en triángulos simétricos,
alojo de secretos y silencios
al borde del abismo en la vasija cocida.

Bacines con puntos suspensivos
expectantes de ríos y quebradas que viajan en el cántaro.

Recipiente de música de cuarzos
puntos habitantes en la base del ánfora plena de ancianidad,
cosmogonía que atraviesa océanos, desiertos y nevados.

VERDE LLAMADO

Me fundo en el verde llamado
de audaz fertilidad,
mientras altivos retoños
impregnan a los truenos, a la nieve.

Llamado de légamo a mis pies,
buscadores del abrazo de lianas,
momento sin nombre
en la festiva sombra, altanera,
cómplice del verdor de mi cuerpo.

Entre sudor de bejucos, de helechos,
mi semilla espera al mismo sol
-que no duerme, que fermenta-
a develar en su amarillo viaje,
el secreto de mi piel.
Sin duda somos verdes mi deseo y el bosque .
 
 
 
LA VOZ DEL ALFABETO

Levanta la palabra inconclusa.

Escucha el lamento;
simula la voz del alfabeto
y grita el regreso en confines del verso.

Su ruta es la penumbra,
siempre en busca del vuelo
de una perdiz oculta en la arboleda.

ZUMBIDO

Sólo tengo mi corazón
para entregarlo.

Él con mis recuerdos
y toda la miel
que habita nuestra sed.

Dilo al panal
donde florece el néctar
que no olvida el zumbido de mi huella.

Deja un comentario