Tarde Dorada

Rodaron las palabras

se aproximaron los cuerpos.

Besos, mordiscos, chupadura

de labios,

apresamiento de senos,

bebida de saliva…

con mis aderezos y semidesnuda.

Para la cópula elegimos

la postura del rezo.

Al terminar, tened

cuidado de no retirar

vuestro miembro:

permitidle a la

mujer que apure

la copa del placer.

Flor de loto

en la tarde dorada.

 

Mª Loreto Sutil Jiménez

 

Deja un comentario