Otra vez enamorada

OTRA VEZ ENAMORADA

Otra vez enamorada

calculando la largura

de tus nalgas, madrugada.

El cuerpo se me fisura

ávida toda de recibir,

prendida de tu cintura.

En la piel afloran sin sentir

de deseo surtidores.

Noche, cortejo, dulce elixir…

¡A chorros te quiero, Francisco!

Mª Loreto Sutil Jiménez

Deja un comentario