EL OLVIDADO REY GUDÚ, de ANA MARÍA MATUTE

La vida es una serie de colisiones con el futuro; no es una suma de lo que hemos sido, sino de lo que anhelamos ser.-José Ortega y Gasset.

EL OLVIDADO REY GUDÚ, de ANA MARÍA MATUTE

En esta ocasión la magistral pluma de Ana María Matute nos introduce en misteriosa vida de la Edad Media y lo hace utilizando la fantasía ¡Y de qué forma! No deja de sorprendernos con elementos nuevos de principio a fin del libro, nuestra extraordinaria escritora.

            Las primeras 60 páginas son difíciles de leer, y la lectura se agiliza a medida que avanza.

            Utiliza una prosa rica, con sustantivos y adjetivos compuestos, separados o no con un guión, Ej. Verdinegro, soldado-agricultor. También usa mucho los paréntesis para ir aclarando ideas.

            La mayor parte del libro se mueve con diálogos (o sea en primera persona) lo que facilita la lectura, pero cuando pasa a las descripciones se llena de poesía.

            Nos cuenta la historia del conde de Olar Sincrosio, un ser abominable que sembraba el pánico y la destrucción: mata a su esposa embarazada en presencia de su hijo Volodosio que le sucede. Éste se promete vengar la muerte de su madree; lo consigue pero él también muere, en un mundo donde reina el caos la barbarie y el alcohol, elementos relevantes en esta época.

AVolodosio por azahar le sucede el olvidado rey Gudú, rey sin corazón (y por tanto buen rey) extirpado por el Hechicero que junto a Ardid (madre del rey) y Trasgo son los personajes centrales de la obra.

También hay que destacar los personajes de Almíbar, Predilecto y Tontina que representan la cultura, el respeto, la fidelidad, el amor escasos en la obra y en el mundo.

El final de la obra es inesperado y hace honor al título, pero dejo que lo descubráis.

En este libro, sin fecha de caducidad, Ana María Matute describe la realidad de ser humano, con sus miserias, incoherencias, manipulaciones, venganzas.

Pasa fácilmente de la realidad a la fantasía y juega constantemente con el espacio y el tiempo.

Hay toques de cuentos cásicos de todos conocidos: la Bella Durmiente, Blancanieves…

Pienso que es un libro ideal para contárselo a nuestros hijos y nietos por lo que tiene de fantástico y porque a su vez va dando máximas sobre la realidad de la vida.

La estructura de la obra es sencilla, lineal: la de una novela clásica, con planteamiento, nudo y desenlace.

La considero de gran valor literario.

Mª Loreto Sutil Jiménez

Deja un comentario