Los orígenes de la leyenda Negra Española

Sverker Arnolsson. Los orígenes de la leyenda Negra Española. Prólogo de maría Elvira Roca Barea. Traducción de Mateo Pastor López y Birgitta Falk. Editorial El paseo 2018.

“Otro pueblos tienen santos; los griegos tienen sabios”

  1. Nietzsche.

Cuando soportamos las mentiras de patas cortas y la malversación de fondos públicos que no cesa, esos master falsos que parecen salidos una colección de cromos de un maniquí pinturero de sonrisa permanente.  Esos ¡Viva Cartagena de Indias! Cargados de inocencia y lo que te rondaré morena, esa izquierda torcida y dormilona.  Leer este conjunto de ensayo con el título de: Los orígenes de la leyenda Negra española del historiador sueco Sverkr Arnoldsson (1908-1959), (El paseo editorial 2018, con prólogo de María Roca Barea  y traducción de Mateo Pastor López, sinceramente, como modesto lector, ha sido una verdadera satisfacción envolverse en esa lectura que ofrece un testimonio de responsable y agradecido reconocimiento. La memoria de uno se pierde entre el ayer que resucita frente al hoy que se vive repleto de comparaciones y comportamientos sociales y quienes  gobiernan.

Y con estos sólidos y bien planteados ensayos, se me viene a la memoria aquella niñez de posguerra de los finales de los cuarenta y la continuación de los cincuentas bajo la España de Franco “Caudillo de España por la Gracia de dios” grabada en las monedas del Banco de España, cuando nos llevaban en colleras a las misiones en la iglesia, donde uno escucha a aquellos curas misioneros gritando y gesticulando “Lutero era un “chulo” y su mujer una puta metida a monja” Y copio lo más leve, cuando se referían al infierno no era por su puesto en de la Divina comedia de Dante. Era todo tan duro, tan asustadizo para niños inocentes con cartillas de racionamiento.  Entonces, no resulta difícil cuando se lee que: “En Italia se había descrito, por lo general a los españoles, falsos, vanidosos, lascivos, mezclados con moros, marranos y judíos, y a veces también como sangrientos y crueles. Alemania los calificaba de rapaces y presuntuosos, desleales, lujuriosos y perversos…” Y en el discurrir del libro, hechos que desmiente, acreditan y muestran el esfuerzo del ensayista e historiador Sverker Arnolsson ha realizado tan fabuloso trabajo de investigación muestra de su capacidad intelectual.

Y Lamentar debemos lo que supuso su muerte siendo joven, pérdida que significo para la historia el esclarecimiento de esa etapa de nuestra realidad histórica, “que supone en el punto de vista con que hasta el momento no se había considerado la leyenda negra, ya que demuestra que esta existió no solo en las tierras del protestantismo, sino también dentro del mundo católico e incluso e incluso en el interior del Imperio español” Es verdad que la historia está cargada de medias verdades, de apaños y acuerdos políticos y religiosos, que solo el tiempo y la investigación independiente y ética puede situar en el lugar que le corresponde. Miremos alrededor de los más actual que ocurre en la España del sonambulismo y la mentira, las verdades a medias del “perdón de ETA”, ese pedir perdón de los obispos  vacos y navarros al considerarse”cómplices con el  terrorismo de ETA, curiosamente cuando aún no ha pedido perdón de su apoyo a los crímenes de la dictadura de Franco.

En la gran comedia humana siempre  pagan justos por pecadores, por lo que justo es reconocer a Sverker Arnolsson: “A su esfuerzo se debe haber abierto a la investigación varios campos nuevos y necesarios en la compresión de la historia de España y en la visión deformada que de ella se tiene. Contribuyo también de la manera más notable a un mejor conocimiento de la cultura y la historia de España en su país  y fue quien hizo familiar la expresión svart legend en la lengua sueca” Como señala en el prólogo del libro la historiadora María Elvira Roca Barea, autora de Imperiofobia y Leyenda Negra, un auténtico best- seller que acumula 18 ediciones en el último año y medio

 

Francisco Vélez Nieto

Francisco Velez Nieto
Francisco Velez Nieto
Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I) Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos). Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía. Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía. Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015 Francisco Vélez Nieto

Deja un comentario

  • El usuario es responsable de sus comentarios, nos reservamos el derecho de borrarlos si estos resultan ofensivos, inadecuados o denigrantes.
  • Responsable: Carlos Rascón
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: info@luzcultural.com.
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad.