ESTER BUENO



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a los favoritos

ESTER BUENO

Directora de la Escuela de Idiomas “Alma Máter Ávila”.  Profesora de Español y Oratoria. Coordinó y dirigió el periódico “Ciudades” con presencia en todas las capitales de Castilla y León. Ha colaborado como articulista en varios medios de comunicación y participa en numerosas conferencias. Desde septiembre de 2015 presenta  el programa literario “De almas y palabras” en Radio Universidad de Salamanca. Es la presidenta de la asociación “Alma Máter Arte y Cultura” y la organizadora del encuentro anual de mujeres poetas “Villa de Piedrahíta”, muestra de la literatura contemporánea. Ha publicado los poemarios “Nada es lo que decías”  y  “ La velada impaciencia”. Ha participado en las antologías “Enésima Hoja”, “Atlas poético, viajeras del siglo XXI”, “Antología de poesía navideña”  y “Amor”, también en diversos libros corales.

Antes

Y las cosas avanzan sin puntos de sutura,

sin opio y sin asepsia.

Abiertos los pasados de muchos mundos antes,

antes de que yo fuera,

antes de que tú fueses,

antes de que me amaras.

 

Esta noche despierto con los relojes rotos

que ni siquiera suenan a las doce del cuento.

Cenicientas cansadas con ojeras de bronce

pautan las parcas paces de puro desaliento,

de pura demasía.

 

Amigos de gris verde, de ausencia tras el fuego.

Mesas y lacias hojas de días incontables,

por días no contados,

días despilfarrados,

días de polvo huido,

de polvo acumulado en el tedioso arpa.

 

Hoteles de miseria y huéspedes de nada,

arrugadas canciones enlatadas en coches y furgonetas blancas.

 

La rendija al futuro se me está haciendo viento

y soy pluma en el aire.

 

Quisiera ser mejor

Quisiera ser mejor y no morirme sola.

El aire encasquillado contra el techo,

torpe osamenta gris de una cabeza cuerda.

Revientan los oídos en ausencia de sitio.

 

Quisiera ser mejor y asesinarme a ratos

en eso que me estorba.

Matarme cada tarde con crímenes sin planes

que nunca se esclarecen.

 

Quisiera ser mejor y no tener excusas,

nada que me impidiera reír a sotavento,

acelerando hélices, la espuma,

que el turbulento escrito se borrase.

 

La tarde

Locos y frívolos, amnistía de horas

entre nuestros brazos.

Exacerbando el cuerpo hasta el oeste,

hasta el este y el norte,

hasta la angustia.

 

Mudables, sometidos,

dulcificando pieles,

amansando esos pliegues, embravecidas lenguas-

Narcotizando nimios estratos aquietados,

incitando de nuevo, erguidos, instigados.

 

No hables y posterga bohemios verbos blancos.

Consiente los excesos, hornacina de santo.

Venera las pequeñas partículas de aire.

Torna el fuego acolchado por domésticas sábanas.

 

Desaliño de ropa, de labios y ventajas,

Inconstantes capítulos, novelas inconclusas,

evocadoras aguas, encomiendas mudables.

reencarnaciones dentro de lava endurecida.

 

Evaporando el mundo, retorno suplicante.

Enjugando las trampas que me han puesto los tiempos.

Calando pesadumbres.

Sollozando.

Alejando.

Dejándote.

Expirando…

 

Algo simple
I
Es azul, reparado, celeste sobre el cuerpo,
caliente sobre el alma,
piel serena de día,
de noches sin insomnio,
mil noches solitarias,
cien noches inconscientes.
II
Es mi cuaderno verde,
es mi pluma sucinta con determinaciones,
el rincón en el puente,
en una plaza llena,
en un cuarto vacío,
esquinada en la casa santiguando palabras.
III
Es rojo, laudatorio, en dos copas discoides,
con el calmoso arropo de la breve conciencia,
entre una tolvanera de risas y de avales,
para rezarnos serios cuando estemos en cueros.
IV
Es blanco, inmaculado,
pinzado en una cuerda para secarse al viento,
de recios muros cautos y terrazas gastadas,
sus flores imposibles.
V
Algo simple,
contigo,
mi lugar en el mundo.

 

Tags:

Sin comentarios a “ESTER BUENO”

añadir un comentario.

Deja una respuesta