En el calor de la noche



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Por Francisco Vélez Nieto

“Una de las reglas sagradas es que el detective nunca debe saber más que el lector”.

P. D. James

Con el  calor de la noche  título de la novela de John Ball nos puede parecer un tópico situar la novela negra en la estación invernal con: el sillón cercano a la chimenea, el libro entre las manos, si  fumador la pipa, algo de bebida. Pero por qué razón no situarla también en el calor de noche  veraniega y de paso recomendarla como lectura de vacaciones. Me viene esto al pelo cuando se ha celebrado la 27 edición de La Semana Negra en Gijón dedicada a tan apasionante género literario. Naturaleza, que pese a la crisis,  viene sobreviviendo sin alarmas, manteniéndose desafiadora ante el triste descenso que se viene padeciendo en el mundo del libro, víctima de esa perniciosa y ultraconservadora  costumbre de incultura premeditada proclamada sin rubor, pero si con daño, que viene promocionando el gobierno neoconservador que pregona nos gobierna.

Y para esta invitación a la lectura en plena canícula de tan brillante género dada la calentura del tiempo he tomado de mi adorada Colección Misterio En el calor de la noche editada allá por los sesenta del pasado siglo por la siempre recordada desaparecida Editorial Bruguera en aquella colección popular inolvidable por los años de los años. Elogiosa edición editorial tanto en las traducciones al español  como la ilustración de interiores representadas por diversos autores    con el broche del atrayente diseño de sus portadas fruto Neslé Soulé. ¡Tiempos!

clubm La narración nos sitúa en una pequeña ciudad poblada por unos once mil habitantes en el sur de Mississippi cuando “A las tres y diez minutos de madrugada” el estúpido engreído policía Sam Wood descubre el cadáver de un industrial, para a reglón seguido en su rutinaria ronda nocturna por la ciudad, cumpliendo sus propias y convencionales obligaciones, arresta a un hombre negro que se encuentra dormitando en la sala de espera de la estación, al que la estrechez mental del agente lo asocia rápidamente como el presunto asesino del cadáver  hallado. Pero los hechos no resultarán fáciles como tan mentecato y vanidoso policía  cree. Pues, tras el interrogatorio por el jefe de la policía local, Billl Gillespie, resulta que el detenido es  nada menos que un inspector de la policía de Filadelfia llamado Virgil Tibbs. Quien ante las múltiples estupideces y humillaciones a las que se ve sometido, decide por su cuenta y riesgo tomar cartas en el asunto del siniestro con que pretenden acusarlo, para ello cuenta con la colaboración del jefe de policía al denotarse actitudes racistas en la intriga. La novela fue llevada al Séptimo Arte en 1967 contando con los actores Sidney Poitier y Rod Steiger  principales protagonistas obteniendo un merecido éxito.

La calidad en títulos de la novela negra se extiende  por propia afinidad y cosecha literaria a cogerse de la mano con la denominada Novela policíaca, si observamos la trayectoria que los personajes en las dos corrientes componen. El panorama no puede ser más similar: jueces y políticos corruptos, contrabandistas, libertinos o rufianes recorren los cientos de autores del género. Bien  lo definió el inolvidable Vázquez Montalbán manifestando: “que la novela negra retiraba el manto de secretismo del poder y lo dejaba desnudo, expuesto a la vista de los lectores, en una suerte de dulce venganza literaria, y vaya qué grandes desquites ha ofrecido la novela negra” De manera que con el calor de la noche veraniega y la pegajosa brisa favorable o temperatura climatizada, reposar y leer hasta llegar al otoño,  cambio de clima más cercano al ambiente que se considera propicio, mientras las hojas de las arboledas funden su verdor en lírico cobre. Y llamamos a la puerta del invierno estación terminal donde todavía nos espera una larga lista de maestros del género para sumergirnos en su lectura.

Illustrates maestros principalmente Dashiell Hammet, Raymond Chandler, Horace Mac Coy, Chester Himes, James Cain, John Mac-Porland, David Goodis, John D. Mac Donald, Charles Williams y Jim Thompson. Ellos han llegado a constituir un mundo propio que se ha venido transmitiendo a los maestros actuales. Porque muestran un indiscutible valor  literario y social. “El mundo de la corrupción burguesa (Chandler), la consagración de la mujer fatal (Cain), el racismo y el infierno de los guetos (Himes), el maccarthismo (Mac Coy), tal vez la realidad americana del segundo tercio del siglo XX jamás haya sido desarmado hasta ese punto y hasta ese punto reconstruida” Luego triste la imagen de aquellos que por muy diversas razones no han podido descubrir este género para poder sumergirse en sus aguas, nadar y zambullirse en sus envolventes olas.

 

Francisco Velez Nieto

Acerca de 

Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino
En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)
Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos).
Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.
Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.
Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015
Francisco Vélez Nieto

Tags:

Sin comentarios a “En el calor de la noche”

añadir un comentario.

Deja una respuesta