Feliciano Mejía



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Rodolfo Moreno, autor de la fotografía de Feliciano Mejía.

Feliciano Mejía. (www.felicianomejia.com), de nacionalidad  Peruano – francesa, hizo estudios superiores en Perú y Francia. Ha publicado 13 libros de narrativa y poemas para niños y adultos (sin contar las traducciones al holandés y al francés). http://es.biblioteca-virtual.wikia.com/wiki/Feliciano_Mej%C3%ADa_Hidalgo Por situaciones de constantes giras en USA, Centro, Sudamérica y Europa, su obra, en parte  traducida a diversas lenguas, se hallaba dispersa. Por ello fue fue reunida por el autor con el nombre general de RENDICIÓN DE CUENTAS (a su pueblo, se entiende), siendo editada para la Internet por la editorial portuguesa Emooby y colgada, junto con otras tres obras suyas, en las tiendas Amazon y Apple. Actualmente radica en Lima, con esporádicas salidas por breves días al extranjero, dedicado a tiempo completo a la escritura y a la animación cultural.

Poemas inéditos del libro inédito KATÁLOGO.

“CONSIDERANDO EN FRÍO, IMPARCIALMENTE”

 

Grabarlo en fuego: Lorenza Cayuhán ha parido

bajo la horrísona mirada de los uniformes.

(Por los pasillos
de su cárcel
rebotan sus gritos).

La Comunera Mapuche

  1. Cayuhán de Chile

ha parido en Concepción.

(Oíamos sus gritos desde Andallén, Chiguallante y Hualpén;
y en Oyón, Andarapa y Manú
rebotaban los ecos).

Ha dado a luz en sangre
una mujer encadenada.

“En Chile mujer dio a luz
con grilletes por ser Mapuche”.

Lo primero que sintió el niño,
mi hermano neonato,
(sin derecho a ser libre
en la puerta de la vagina de su madre)
fue el guiño helado de los grilletes
de su madre,
y el tintineo de su primer vahído
en los tubos de su cama
de hierro.

Habla. ¿Dime tú, hombre o mujer,
cómo hiere el dolor de parir encadenada,
por ser mujer
y en cárcel
y encadenada,
por ser Mapuche en prisión
y encadenada
y ser –en fin- Andina Originaria y encadenada?

Este es el momento en que escupo sobre escudos
y banderas
y uniformes                            y fronteras;
y debo darle un beso al niño sin nombre
y a Lorenza Cayuhán
por encima de toda la bilis de la tierra.

LETANÍA Y REDOBLE

Para QUINTINO CERECEDA HUISA, comunero de Pumamarka y padre de 41 años de edad, asesinado con una bala de guerra en la cabeza, el viernes 14 de octubre de 2016, a las 4 pm, por Pedro Pablo Kuchinski (*) en la zona de Choqqeqa, área de influencia de la mina china LAS BAMBAS, Perú, que con las comunidades de Kewira, Allawa y Choqqeqa y la nación Chanka, sufren actualmente un genocidio ambiental.

 
LETANÍA

Te perforaron el cráneo
ahora regado sobre el ichu
y lajas grises de Apurimaq:
TU SANGRE BRILLA COMO UN OJO,
TITILA,
SOLO POR LA ALEVOSÍA DE QUERER
HACERTE RESPETAR.

“Yo ya no tengo paciencia / para soportar todo esto”
mientras rasgan la piel de la cima
de los Andes siniestros carniceros,
cainitas,
y las lentes de los satélites
vigilan la hecatombe.

(Ah, malditos sempiternos
acunando sus oros y dineros
en las cuentas plásticas
de sus computadoras).

Mueren nuestras wikuñas
y nuestros niños agonizan
por miles de millares por el hielo
y por el polvo de talco que levantan los camiones blancos;
y mueren los ancianos
y el ruido de temblor de las ruedas
de 346 vehículos compactadores –día a día,
sin permiso de nadie-
enloquecen las abras y neuronas
de hombres y mujeres:
Ya no podemos cosechar las papas y la quinua
de hojas taponadas por la tierra hecha tiza.

Se seca el pasto y sauce
en las cañadas.

El agua se pudre
en lo puquiales.

Y todos los días
nosotros tenemos derecho de beber.

Porque aunque no lo crean
ni quieran nuestros antiguos asesinos
somos seres humanos.

Mira: Una bola de pedrisco y cirrosis
en las panzas nutricias de vacas
y carneros y llamas y vizcachas
y venados y alpacas,
babeando sofocados al pie de los nevados.

En los pequeños lagos y riachuelos
y en el Pachachaka y el Challwanka
los alevinos y las pequeñas truchas,
como red blanca, en riadas,
panza arriba, pasan pudriéndose
sin poder ya mirar el cielo
y las montañas;
los ojos de vidrio
como tú ahora muerto
con una bala en tu cerebro.

Solo la tumba
con los pulmones rotos
nos queda por delante
a los que quedamos vivos
aquí,
o
agarrar nuestro futuro
a carne y nervio vivo con el 83
por ciento de la Población
Económicamente Activa
sin empleo ni comida
en este Perú que sangra en pus
aún y todavía.

(*) Pedro Pablo Kuczynski (se pronuncia Kuchinski), actual presidente del Perú, Jefe de las Fuerzas Armadas y Policiales del Perú.
 

 

 

administrador

Acerca de 

Tags:

Sin comentarios a “Feliciano Mejía”

añadir un comentario.

Deja una respuesta