MARGALIT MATITIAHU



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

MARGALIT MATITIAHU, nacida en Tel Aviv (Israel), es una poeta cuya obra creativa se desarrolla en Judeo-Español (Ladino) y Hebreo. Ha estudiado Literatura Hebrea y Filosofía en la Universidad Bar Ilan. Ha sido Secretaria General de la “Federación Israelí de Escritores”. Hasta el momento ha publicado 16 libros de poesía en Judeo-Español y Hebreo, entre los que destacan: “Curtijo Quemado”, “Alegrica”, “Vela de la luz”, “Ponte Aera” “Camino de tormento”, “Bozes en la shara”, “Vagabondo eternel”, “Asiguiendo al esfuenio”, “Canton de solombra” o “La duda”.
Algunos de sus poemas se estudian en la Universidad de Bar Ilán (Ramat Gan, Israel) y son parte del programa de estudios del Ministerio de Educación. Traduce poesía del castellano al Hebreo de poetas españoles contemporáneos,
Ha obtenido el premio “Fernando Jeno” (1994), del Comité Central de la Comunidad Judía de México, el “Ateneo de Jaén” (1996), el “Premio del Primer Ministro” (1999, Israel) o el “Oriente-Occidente” (2003, Curtea de Arges, Rumanía).
En el año 1997 fue homenajeada por el Ayuntamiento de León, inaugurando un monolito a la memoria de los judíos que vivieron en León antes de la expulsión. En 2003 se inauguró en Puente Castro, León, una plaza con su nombre y en 2014 fue nombrada “Huésped Distinguido” por la ciudad de Salamanca.

MARGALIT MATITIAHU
POEMAS

CABALLOS SALVAJES

Murmuros nacierón en la escuridad
Llevando amor y pasión entre mis piernas,
Muestros nombres unidos en el esfuenio
Arelumbraron la madrugada,
La alegría dientro mí no descubrio
El manante de la luz que cubrió mi alma.

El sótano pinto de muevo muestros puerpos,
De muevo se encontraron las aguas del rio
Deshando atrás el miedo.
Muestras manos undidas
En la sudor de caballos salvajes,
Las solombras de los años se iluminaron.

Muestros nombres enflorecieron
Entre sabanas y almohadas,
No preguntimos al tiempo
Si continuara a emprestar tiempo.

 

OLVIDO

Que pasa en una noche sin esfuenio?
Que se embarra entre las parparas
Entre un desvío al otro?

Los momentos subieron del olvido,
La escuridad se asento en ventanas cerradas
Se enramo bushcando salida…

Los muvimientos se espandieron como un hechizo,
Combatieron con mi puerpo,
Un aire frio mareo al selencio.

Penserios piedridos devinieron flechas,
Salieron a descubrir la luz de la mañana
Escondida en el olvido…

VIAJE

En la valija se arecojeron
Penserios y preguntas
Para salir al viaje y
Celebrar la calmeza de la fuida.

Metió
orden en sus vestidos,
En sus mascas,
En sus células de la piel.

Salio
A descubrir la fuerza del arbole ,
Desmenuzar palabras de dolor
Enfincadas en el aver .

Devino
Tierra, lagos y llanuras.
Agora en su valija flotan nubes
En su mente especias de fuego.
Y en su puerpo van corriendo palabras locas.

 

ENTRE MADRID Y PARIS

Los años undidos en las rugas
Van corriendo en el puerpo
Tocando memorias de sol y luvias.

En mi respiración murmurean
Madrid… Paris… Paris… Madrid…

El enverano se llena de penserios,
En la puerta del sol
Va sudando la solombra.

Madrid corre en mis venas
Llevando recuerdos en vértigo…

Paris anvelopada con dantela
Se encolga sobre mi cabeza,
Un aire grizo se asenta en mis hombros.

Mi puerpo se llena de secretos
Guadrando sintimientos
Nacidos en lo desconocido,

Flotando… flotando….
Sin abrigo…

Es un enverano parecido, falso,
En supito la luvia aparece en la ventana…

Es un momento desnudo
Que se viste de creación.

 

MONTANCHEZ

Sobre las montanias de montanchez
Espunta la luz, arelumbra a los olivos,
Aclara las antiguas piedras del castillo
Que alza sus muros a las alturas.

Como una acuarela es mi ventana,
Pintada por los valles y la casas
De un pueblo reinado
En la colores del selencio.

La mirada fresca del día
Va caresando a las mujeres
En el portal de las casas
Hasta espanderse la calor.

Los hombres abren puertas de comerso,
Detrás la cortina de tela el berber
Junto la sonrisa de la tijera
Su mano va bailando…

En la plaza mayor circula el muvimiento,
Palabras y boses suben en el muevo día,
El teatro de la vida nace
Dirigido por los filos del destino.

Figuras van siguiendo caminos de suerte,
Hasta la noche mágica que se asenta
Sobre Montánchez asperando a la luz
Del muevo día…

 

ENFLAMADA

Enflamada de palabras
Que suben del abismo,
que se plantan en la tierra
Y llevan sinieficaciones
A lo desconosido,

Me vo ande la endevina,

Por entender ruidos de paredes,
por descubrir muvimientos
basho tejados transparantes,
por llevar a mis entranias
la sabiduria de la mente,

Por llenar mis manos vacias,
y desbrochar dolor
cuvierta con vozes
de otros mundos.

 

TE ESPERO

Te espero
En el viento que pasa entre palabras,

Te espero
En las palabras que sacuden el hielo

Te espero
Entre los rayos que pintan el camino,

Te espero
En el campo de letras acembradas por tu esprito

Te espero
En el recodro que nace entre mis manos

Te espero
En llevando la mar infinita de tus ojos.

Te espero…
Hasta tener tu amor entre mis brazos.

 

EN EL ESTUDIO

De la solombra muerta del dia
venimos
a liberar la respirasion.

Entre las paredes pintadas,
entre los tapetes finos,
muestras manos se unden
en la locura de los muvimientos,
en los caresos de la creasion.

Se forma un sircolo de vida
plantando esperansa
en la tierra que aspera
a las simientes
a la luvia
a la pasion.

 

 

administrador

Acerca de 

Tags:

Sin comentarios a “MARGALIT MATITIAHU”

añadir un comentario.

Deja una respuesta