Ahmed Mohamed Mgara



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Ahmed Mohamed Mgara (Río Martín, Marruecos, 1954).  Realiza sus estudios primarios y secundarios en Tetuán, mientras que los universitarios los efectuó en Málaga y Granada, donde estudió Ingeniería Técnica Industrial y Graduado Social.

A los 14 años, publicó por primera vez en un periódico nacional marroquí. Fue un poema, no exento de polémicas, que daría lugar a situaciones que le harían encaminar su carrera dentro de la prensa nacional y extranjera con mucha perspectiva y cuidando su integridad.

Publicó más de 3.000 fotografías y más de 6000 artículos de información, de opinión o literarios en más de setenta periódicos y revistas de ocho países, copias de las cuales se hallan todas conservadas en los Fondos y Archivos de su padre y de los cuales es actual Conservador.

Publicó veinticuatro  libros en español y parte de su obra escrita en español está integrada en más de 50 antologías, en España, Marruecos, Venezuela, Argentina, Estados Unidos y México.

Participó en varios coloquios nacionales e internacionales como archivero, escritor en español y periodista.

Es presidente del Observatorio Mediterráneo de Prensa e Información, y miembro de varias  asociaciones de interés socio-cultural y deportivo.

Posee varios premios y reconocimientos literarios.

Coordinó los cinco primeros “Encuentro Hispanomarroquíes de Poesía” celebrados en Tetuán entre  2009 y 2015, con participación de más de 140 poetas de 14 países.

A Miguel Poveda.

De la Maestranza al alma
los versos, de rica beta,
se hacen vivos con llamas.

El coso es melodía
del color de cada día,
y el sol le da de su color

Pobeda da al burladero
un cortijo de bravuras,
de voces y sentimiento.

Verónicas de colores,
alfileres soñadores
con alma de mil dolores.

 

A Vicente Amigo.

Mis Alegrías y suspiros
se entremezclan con los romeros.

Se hacen oro los olores
de raros perfumes morenos.

En mí, Andalucía brota
con mil versos y con anhelos.

Alegría, cantes y cantos,
vivas, alegrías y llantos,
hieren mis momentos, a ratos.

Versos radiantes, de alma llenos,
de silencios, en sus quejidos,
delirios que llenan mis ojos.

 

A Manolo Caracol.

Ruge Tetuán, la sultana,
y San Roque, la albahaca.
Visten corona dorada.

De oro, plata y laurel
traen al morisco vergel
Cante Jondo con hiel y miel.

Mil palomas van y vienen,
encontrar el Feddan quieren,
yerbabuena y sal, sugieren.

Alegres cantos anida
con su gracia de la vida.
Del baile brotan heridas.

Fandangos, alegres, gritan
los soles que Tetuán llenan.
Dolor y música riman.

 

A Diego el Cigala.

Me clavas yagas del suspiro
al envolverme en el olvido.
Ten piedad y dame tu aliento.

Cambiaste besos por olvidos,
dulces miradas por quejidos.
Me despertaste de los sueños.

El almendro que te dio su flor
perdió su perfume y su olor.
Mi noche abanica versos.

La aurora ya se puso de pié
para meterme en el corazón
la hoguera de tu sol- pasión.

 

A Paco de Lucía

En su Plaza Alta repican
los vuelos de las palomas,
que en el campanario lloran.

Entre dos aguas caminan
los hilos de la almoraima.
Llantos, en la Bahía anclan.

Aranjuez llora en silencio
el embrujo de tu muerte.
Navega alma en suplicio

San Roque Baila en Tetuán
melodías de huracán.
Lloran, Paco de Algeciras.

 

A Chano Lobato

Dos Tanguillos y alegrías,
guajiras y bulerías,
tangos y habladurías

Cádiz, desde su tacita
canta a Chano, habaneras.
El campanario repica…

El garrotín está triste
Por Chano y por su cante.
Aromas a Cádiz, diste.

Sevilla, Semana Santa,
don Juan Ramírez Sarabia…
cierra los ojos. No canta.

A Camarón

Abriendo el horizonte
del cante bravo del llanto
Camarón, “Libertad” canta.

Gitano, como el agua,
vibra con arte celestial
alocando lo terrenal.

Canta sus prosas profanas
con su llanto, con lágrimas;
sueña albas y madrugadas.

Devoró su primavera
con fuego de una guitarra,
en la luz de su garganta.

 

administrador

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

Tags:

Sin comentarios a “Ahmed Mohamed Mgara”

añadir un comentario.

Deja una respuesta