Androulla Shati



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

ANDROULLA SHATI

Nacida en Dali, Lefkosia, Chipre. Ha estudiado Lengua y Literatura inglesa en la Universidad de Londres y  a su regreso a Chipre ha comenzado a enseñar inglés. Es madre de 4 chicos y además tiene dos nietos gemelos que viven en España. Ha realizado trabajos para las dos comunidades durante 20 años: los griegos y los turcos chipriota-parlantes, trabajando por la paz y la reunificación de su patria común. Ha escrito poesía en griego de verso blanco, y en dialecto chipriota en la forma métrica de coplas de 15 sílabas rítmicas. También canta profesionalmente en griego y en dialecto chipriota. Su poesía ha sido publicada en diversas antologías y revistas nacionales e internacionales.

 

 

 

 

LO SIENTO ILAN

Lo siento Ilan, por no haber sido capaz

de abrazarte y darte seguridad

para que el mar no te tragara.

Te pido perdón por los sueños de tu madre

de verte crecer.

Lo siento porque tu risa infantil

ya no se oirá en el patio de tu escuela.

Miles de disculpas por no haber puesto

mi vida en juego

para detener este loca guerra

que ha lanzado a miles a la carretera.

Mi pequeño Ilan, con tu pequeña camiseta roja

y tus pequeños zapatos,

¿serás capaz de perdonarme

por no haber hecho que recorrieras

un camino de paz?

Siento no haber podido detener la tormenta

que hizo volcar tu bote.

Siento mucho no haber oído

el suplicante y amargo llanto

de tu pequeña madre.

Mi boca estaba llena

de la comida que a ti te faltaba.

Mis oídos estaban bloqueados

por la analgesia del consumismo.

Mi pecho estaba saqueado  y vacío.

Mi corazón bailaba en una discoteca

al ritmo que me enseñaron

para olvidarme de mí misma,

para no oír los lamentos ni los gemidos,

para no sentir el horror de mi incompetencia.

Perdona la brutalidad de mi propia libertad

de la que tú has sido privado.

Lo siento porque, indefectiblemente,

sigo comiendo, durmiendo, soñando,

caminando sacrílegamente en tus sueños.

Debes saber, sin embargo,

incluso si me perdonas

con la grandeza de tu corazón pequeño,

que yo no me perdono a mí misma.

Lo siento…

ILAN.

 

 

EL BORDE DE LA ARENA

 

¡Buenos días, mi bella Helena,

mi musa poética de ojos azules!

Anoche soñé contigo

corriendo y sosteniendo en tus manos

el dolor de la humanidad.

Estabas lavando en el mar la suciedad de las caras.

El color del agua cambió a rojo y negro.

Yo también buscaba alguna esperanza

en esa tierra baldía.

Las caras quedaron limpias

pero en sus almas reinaba la oscuridad más completa.

Una profunda confusión golpeó sus vidas.

Me estremecí, me sentí enojada y comencé a cantar.

Fue un canto fúnebre, el lamento de un bebé

con palabras de pérdida y palabras de esperanza.

Con mis deseos de reunificación

de nuestra hermosa patria

las aguas se movían y fluían,

echando al fondo del mar

toda la suciedad de nuestras almas.

Yo estaba llena de alegría y coraje

y me puse de pie.

Con rostros animados, rojos como las granadas

lideramos el baile al borde de la arena

y he aquí que viniste y te uniste a nosotros,

mi Hélène.

 

ESCRIBE SOBRE SIRIA

 

No hables.

¡Escribe!

No me mires.

¡Escribe!

No te vuelvas pensativo,

no dejes que la tristeza te deprima.

¡Escribe!

Hoy navego hacia el futuro,

hoy navego en el mar del terror.

No llores por mí.

¡Escribe!

Dejé una columna de sal detrás de mí,

detrás de mí nuestras casas están en llamas,

los árboles se han convertido en cenizas.

Sueños sin piernas,

sólo un chaleco salvavidas naranja

que alguien convertirá en un bolso.

Aquellos de nosotros que salimos a la superficie,

aquellos de nosotros que sobrevivimos

al mar omnívoro,

estamos aquí para decirte:

¡escribe!

Un mundo sordo,

un mundo ciego

está esperando por ti.

¡Escribe!

En algún lugar hay un país,

una tierra esperándome.

Un abrazo me dará aliento

y si has escrito sobre mí,

tú también estarás allí.

¡Escribe!

Escribe sobre la paz

que dejó su último aliento

en una explosión de gas

¡Escribe!

La palabra no tiene idioma,

la palabra no conoce fronteras

viaja como el aire,

sale a la calle,

se involucra en luchas.

¡Escribe!

Tengo algo que decir…

¡Escribe!

 

Traducciones al español de Annabel Villar

 

 

administrador

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

Sin comentarios a “Androulla Shati”

añadir un comentario.

Deja una respuesta