‘Jose de Maria Romero Barea’

Romain Rolland: médico del alma

José de María Romero Barea “Lo principal es que Europa no es libre. La voz de los pueblos ha sido asfixiada. En la historia del mundo, estos años serán recordados como los de la gran Servidumbre. La mitad de Europa lucha contra la otra mitad...

Albert Camus: tierra de nadie

José de María Romero Barea El filósofo Albert Camus (Mondovi, Argelia Francesa, 7 de noviembre de 1913 – Villeblevin, Francia, 4 de enero de 1960) nos invita a ser nosotros mismos. Su revuelta implica un reconocimiento del sufrimiento humano. El escritor y diplomático José María...

Fluido de luz: modo linterna

José de María Romero Barea  “Entonces llegué a Caracas como si fuera la primera vez, pero sabiendo que ese deseo, el de la primera vez, sólo es posible cuando se regresa” (p. 5). “Vecino invisible”, el cuento que abre la colección, es una sucesión de...

John Berger: la fortaleza de lo ilegible

José de María Romero Barea La insubordinación tácita pero decidida que marca la vida pública de John Berger (Londres, 1926) se refleja en su poesía. Parcos en palabras, sus versos rebosan ironía. Un poema típico de Berger emplea una sintaxis meticulosamente orquestada para dirimir entre...

Sólo es real la niebla

Sólo es real la niebla Octavio Paz: Obra poética (1935-1998) José de María Romero Barea  Octavio Paz (México 1914 – 1998) ocupa un lugar único en el mundo de habla hispana. Sin duda, uno de los intérpretes más autorizados del siglo XX, un pensador en...

Oír, sentir, ver

José de María Romero Barea “La tarea que me propongo alcanzar, sin más armas que la palabra escrita, es que ustedes oigan, que sientan y, ante todo, que vean. Eso, y sólo eso, nada más” (p. 28). En su prólogo a El negro del “Narcissus”...

La dolorosa acritud de la belleza imperfecta

José de María Romero Barea Solo 23 años tenía Jean Améry (Viena, 1912 – Salzburgo, 1978), por entonces Hans Mayer, cuando en 1935 escribió su primera novela, Los náufragos. El libro nunca llegó a publicarse, pero las 392 páginas mecanoscritas sobrevivieron milagrosamente a la época...

Tristram Shandy de Martin Rowson: un acto de amor (o de locura)

José de María Romero Barea La novela gráfica de Martin Rowson, basada en la novela de Laurence Sterne Tristram Shandy (1759), no es una adaptación literal. Se trata, por el contrario, de una inventiva recreación del libro, tan auto-reflexiva y paródica como la propia novela....