‘Victor Corcoba Herrero’

La estupidez humana

victor corcoba herrero ALGO MÁS QUE PALABRAS   Víctor Corcoba Herrero/ Escritor corcoba@telefonica.net             Somos de una estupidez supina. Nos mueve la simpleza de la veneración de los ídolos. Y, sin embargo, apenas nos conmueve que nuestros propios entornos sean poco saludables. ¿Dónde está nuestro intelecto?. La majadería...

Una fuerza de habilidad defensora

ALGO MÁS QUE PALABRAS Víctor Corcoba Herrero/ Escritor corcoba@telefonica.net             Cuando la verdad se torna débil o inexistente, para defenderse hay que pasar a la acción. Por eso, hoy más que nunca, hacen falta fuerzas de habilidades defensoras, injertadas con diplomacia preventiva, para que esta...

Oración a la Inmaculada

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO   Madre e Inmaculada, a vos acudo cada día, con la mirada suplicante y el corazón en vilo, deseoso de obtener amparo, de llegar a Dios, con los pétalos del alma en eterna florescencia. Así sea y sea así, lo que...

La familia de Nazaret

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO En Jesús, María y José, vemos el poema perfecto, la oda eterna, el cántico más sublime, el salmo más enternecedor, la alabanza más pura, la loa mejor vivida, para embellecer el plan de Dios. En vos, José, María y Jesús, vive...

La Navidad del niño que llevamos dentro

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO   Gloria al verso en la tierra para deleite del alma. Haya paz en cada ser, ¡no envenenemos al Niño! Un Niño nos ha nacido para sentir a Dios cerca. Olvidemos los llantos, ¡sonriamos con ese Niño! Su presencia nos realza...

Desértico el corazón

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO Como todas las noches del invierno en que vivo me afano en llegar con mi clamor a tu presencia, porque sé, Dios mío, que estás ahí con tu aliento. ¡Sopla mi alma, volveré a erguirme como el olmo! Yo quiero ser...

La duda es poéticamente visible

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO Es hora de conciliar y reconciliarse, de decir y desdecirse, de andar y desandar, de no ser y ser, de no endiosarse, de crear y recrearse, de vivir y desvivirse, y todo Señor porque creo en vos, Padre. Podré tener la...

El consuelo espiritual del órgano

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO No hay lugar más glorioso, que los augustos muros de un santuario, recogiendo el armónico abecedario de un órgano, esparciendo alabanzas al Creador, como el de Nuestra Señora de los Olmos, en Torre de Juan Abad, donde el corazón se empaña...