Aziz Tazi



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Aziz Tazi nació en Fez en 1961.

Es doctor en Filosofía y Letras (Filología Hispánica) por la Universidad de Valladolid y Traductor Superior por la Universidad Complutense de Aziz-TaziMadrid. Es profesor titular de lengua y literatura españolas y director del Departamento de Hispánicas de la Facultad de Letras y Ciencias Humanas Dhar El Mahraz de la Universidad Sidi Mohamed Ben Abdellah  de Fez. Premio Rafael Alberti de poesía de la Consejería de Educación de la Embajada de España en Rabat (2001), tiene publicados poemas en Aljamía (Revista de la Consejería de Educación de la Embajada de España en Rabat), Marcapasos (Universidad de Salamanca) y La Mañana (Casablanca). En 2007, el Ayuntamiento de Málaga le ha publicado el libro de poemas titulado Último aviso. Es coautor de Calle del agua: Antología contemporánea de la literatura hispanomagrebí, publicada en 2008 por la editorial Sial. En noviembre de 2015, la Facultad de Letras y Ciencias Humanas de Fez le ha publicado Polvo de estrellas, en edición bilingüe español- árabe.

separador2

               Vacío con pasado

Un acto ocurrido es un acto retenido

en la antimateria invisible.

Bucear en los recuerdos

es volver con la mente al espacio anihilado,

un tenaz y desesperado intento de restituir

la estampa para siempre jamás difuminada.

Los actos finitos burilan fatuas siluetas

en la arena que inaprensible rauda se disuelve,

ocultas curvaturas en el espacio-tiempo huidizo.

Cada instante, cada pena, cada goce,

cada picor y cada estremecimiento

no son más que la ligera semilla

del inmediato e irreversible vacío.

Nuestra conciencia de lo vivido

se desvive por perpetuarlo en el devenir incierto.

 

              Polvo de estrellas

Las briznas del inmemorial estallido

encienden los átomos de ríos, nieves y mares,

reverberan en la superficie bruñida de las hojas de la camelia,

limpian el aire de la turbidez gangrenosa del vivir,

borran las insondables distancias entre el hombre y sus inicios.

Nunca  preguntarse por qué se obró el pasmoso milagro:

dejar que los poros bendigan la delgadez de la brisa,

los párpados se enternezcan con el ámbar crepuscular,

el jazmín impregne las partículas todas,

la boca se deleite con la licorosa fruta,

las yemas titilen al roce de la sedosa redondez

y  la ingle se resuelva en purgante olvido.

 

El ESTRECHO

                              

Bab el-Zakat.

Puerta de la Caridad.

Calle de agua.

De cabo Espartel a Punta de Trafalgar,

del mar de Alborán al golfo de Cádiz.

Calle de agua.

¡Quién dijera que  la sublime, hercúlea unión de aguas,

el apoteósico beso geológico,

rezumara un día impío veneno,

deshilachara azules sueños

y ahogara en flor jóvenes alientos!

¡Quién vaticinara que

los insolidarios peces

calcificaran un día la débil frontera,

erigieran dormidos heraldos, desalmados titanes

y derrumbaran hipócritas discursos!

 

 

                El Ejido

 

¡Maldita ley del provecho

que hace que la riqueza vil

se nutra de la impotencia,

del desespero de los hombres !

Almas migrantes se desdibujan

bajo caldeados mares de plástico,

se retuercen en las carcomidas tablas

de sus infectados lazaretos,

arropados por el mal de madres que

vela sus interminables noches,

la silueta encogida y pujante

en el vientre de sus laceradas esposas.

Todo para que la culta Europa luzca

sus mejores atuendos,

cuide sus bonitas calles,

ostente sus pulquérrimas torres

y llene sus ávidas arcas.

Todo para que el rojo del tomate,

el verde de la lechuga

y el tintineo de la madura uva

tiñan de alegría sus fiestas.

Se equivocó la turba:

pensaba que cabríapero fue proscrita.

 

                               Refugiados sirios

 

Desteñidos y mustios esos rostros de mujeres y niños

que se escabullen entre los coches en los semáforos,

lejos de la tierra que los vio nacer,

de los esposos y los padres que combaten la tiranía,

o que engañados venden su alma al diablo.

En la mano la prueba de su desgracia,

el salvoconducto que les otorga la malvada vanidad,

la hipocresía ruin de quienes les regalaron

la supervivencia como limosna.

Insensato, cruel destino de niños y niñas

que aun en su abatimiento,

en su humillación y su afrenta

corretean y parecen jugar,

ajenos a la barbarie de los desalmados

que los desterraron fuera de sus verdes praderas

y les condenaron al negro asfalto.

 

               Todos los sueños            

 

Sueño con un país claro y límpido,

donde respirar no cueste tanto,

respetar las señales de tráfico anuncie una era nueva

y conversar sin alzar las manos repudie por fin la desidia.

Donde la gente se siente frente a frente,

no mire al asfalto

ni se anegue en su silencio,

y distienda el ceño.

Sueño con que nuestros ancianos huelan a azahar,

tengan la mañana  plácida, el crepúsculo en compañía.

Mi preciado sueño lo pueblan mujeres sin miedo,

de túnicas de seda y albedrío sereno.

Mi sueño anhela una juventud sin trabas,

libre de tiranas tutelas, cósmica.

Sueño, sí, con un país de niños y niñas de tersa tez

y resplandeciente cabellera,

niñas y niños cuyos sueños irisen  mares de colores,

bellas estampas, montañas de dulces para TODOS

LOS SUEÑOS.

 

 

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media
/ 5. Recuento de votos:


Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

y Luz Cultural

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

    Encuentra más sobre mí en:

  • facebook
  • pinterest
  • twitter
  • youtube

2 Comments a “Aziz Tazi”

  1. Mounaime nadif dice:

    Muchas gracias por compartir esos maravillosos poemas de una mente de un gran filólogo y poeta.
    Es un sueño de todo hombre que sólo desea y quiere lo mejor para toda la humanidad y especialmente para su país.
    Un abrazo

  2. Farida messari dice:

    Aziz Tazi es un orgullo para el hispanismo marroquí y una figura destacada en la Poesía en general.

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.