Dom. Sep 27th, 2020

2 thoughts on “Concha Ortega

  1. Antonio Moreno Ayora ha escrito con mucho arte el prólogo de LA AUSENCIA QUE ME HABITA, obra de Concha Ortega, uno de los dos últimos poemarios de la poetisa que es maestra en la descriptiva de los sentimientos y emociones del corazón. Referencia viva es, faro y guía, de las almas sensibles que a beber van a la fuente de la lírica para calmar la sed con la exquisita sustancia de su poesía…
    Inmediatamente después de leer el citado prólogo me dije: ¡esto ya lo sabía!, pero esa certeza solo era un presentimiento. Me acordé entonces—salvando las distancias—, de San Agustín de Hipona cuando hizo su trascendental pregunta sobre el tiempo. Y entonces desde la parodia me pregunté: ¿Qué es, pues, la poesía de Concha Ortega? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé.
    Solo Concha Ortega sabe cómo autora, donde están las raíces del frondoso y fructífero árbol de su poesía. Aunque a veces, y solo por buscar una explicación, tampoco hace falta saberlo, porque esas cosas simplemente surgen de forma espontánea en las almas por obra y gracia de la inspiración.
    Se advierte en tu poesía un aire de temblores amorosos vividos; un aire de desconsolado sueño de amor Teresiano presentido, o quizás soñado en los mágicos albores de los años verdes…
    ¡Ay, Concha Ortega!, ¡que tienen tus versos cuando al beberlos siento
    rejuvenecer en mi vejez!

    Rafael Rasco E.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: