Disparos en la noche



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Por Francisco Vélez Nieto

Dashiell Hammett
Disparos en la noche
Prólogo y traducción de Enrique de Hériz

A la siempre envolvente obra literaria de Dashiell Hammett nos llega vertida al español, regalo de placer y alegría para fieles lectores, aquellos que pueden ser considerados todos sus relatos cortos presentados bajo el implacable título de Disparos en la noche (RBA), estallido de calidad y suma de valores intriga, acento crítico y humor que cala. Un desfile literario de alta fidelidad que refleja el transcurrir de la sociedad norteamericana de su tiempo. Una oferta que nos ofrece el laborioso trabajo de agrupamiento recogido de las muy diversas ediciones de sus cuentos, ninguna completa, hasta las conocidas actualmente en todo su conjunto. El autor del prólogo Enrique de Hériz de esta recopilación completa señala como el “traductor es a veces un explorador enviado en avanzadilla por los lectores, alguien que tiene al tiempo la responsabilidad y el privilegio de ser el primero en asomarse a una obra literaria” Una realidad que en justicia no se tiene en cuenta por muchas editoriales y medios de comunicación. Siempre insisto que deben insertase en la portada del libro el nombre del autor/autora de la traducción. Pocos hacen caso. Desconozco la razón.

Lo cierto y bien agradecido es que fruto de esta labor múltiple entre diversos traductores el recopilador ha logrado agavillar esta prodigiosa das1cosecha para sumarla literariamente a sus cinco magistrales novelas Cosecha roja, La maldición de los Dain, El halcón maltés, La llave de cristal y El hombre delgado, obras que ocupan un espacio de calidad en el mundo de la novela policiaca con este tesoro literario de los 65 relatos –entre ellos ocho inéditos- ordenados de manera cronológica como Disparos en la noche, obra de mil ciento cuarenta y ocho páginas. “Para que el lector puede hacerse una idea, señala el prologuista- del alcance, estamos hablando de una colección que ni siquiera existe como tal en inglés, lengua original de su autor. Verdadera aventura literaria, esta “especie de catedral en permanente construcción” que a medida que se va uno adestrándose desde el primer relato “Ahí te quedas” hasta el que cierra las historias “Un hombre llamado Thin”, seguro todo buen lector agradecerá.

Edición digna de elogio cuando se cumple medio siglo de la muerte de Dashiell Hammett (nació el 27 de mayo de 1894 en Saint Mary´s County) mito de excepción, fuera de cualquier plantilla al uso. Su vida fue dura y le dieron, como cantó el poeta, duro y con un palo, aunque también es necesario señalar, su actitud ante la vida, en ocasiones despilfarradora y dominada por el alcohol. También otras dolorosas factura por su actitud en defensa de las clases más oprimidas y unas libertades que no siempre consideraba justa en la sociedad norteamericana. Su personalidad ofrece mucho de héroe de tragedia social y clásica, junto a esa tuberculosis fuente de sus males, todo un calvario, por otra parte su lamentable estado de salud fue el que le llevó a cambiar su profesión para poder al menos soportar esa vida repleta de adversidades, lágrimas que alternaba con algunos estampidos de fiestas y derroche de lo ganado con su pluma. Personaje vivo desafiante ante el panorama represivo en la era MacCarthy.

Nuestro Hammett volvió herido de la Primera Guerra Mundial y con una paga miserable de 168 dólares al mes por sus valerosos méritos. Fue la razón económica que lo situó en el camino literario escribiendo relatos cortos para mejor su supervivencia material, tenía 28 años una mujer algo más joven que él y un niño.

Dashiell Hammett

Dashiell Hammett

Con tacto para no ser mal interpretado se puede considerar que circunstancias tan adversas lo situaron en un camino que lo llevó a la aventura literaria de escribir relatos cortos para su publicación periódica, aunque las cantidades a percibir por su trabajo podían sin demagogia ser calificadas de miserables, pero el esfuerzo fue la muestra de la capacidad de un creador nato capaz de ganar los pulsos más exigentes, mejorando su capacidad creativa elevándose sin descanso de su miseria material, incluso teniendo que someter gustos y criterios propios para adaptarse, con el gesto torcido y el esfuerzo creativo, a la línea Black Mask, la revista mediocre en la que inició la publicación de los relatos, al parecer no ganando más de dos centavos por palabras, unos cuarenta dólares a la semana teniendo que suavizar criterios consigo mismos: “El problema es que ese sabueso mío ha degenerado para convertirse en un algo que paga las comidas” aseguraba en 1924. Así fue doblando el pulso a su favor pese a las muchas contrariedades que se cruzaban en su vida, superada por etapas apoyado en el arte de escribir de quien, sin vanagloria ni aspavientos de esforzada originalidad, estaba seguro de ser un verdadero maestro en dejar un rica obra en la que estos relatos son un tesoro representado por múltiples y variadas perlas. Sí, pese a que toda esa vida, salvo espacios de calma económica, fue trágica nada pudo impedirle ocupar por sus propios valores y personalidad un pedestal de altura, aunque las circunstancias lo llevaron a la más dura caída y la absoluta solitaria miseria de lo imposible. Pero su marca quedó ahí reconocida, árbol de hoja perenne, modelo de maestría para otros muchos autores del género del pasado, presente y futuro, sin límite en el espacio creativo del género “Novela negra” a los que se unen sus los considerados cuentos completos. La otra importante y valiente faceta de su agitada existencia fue la de aquellos años al final de su vida dedicada al activismo de la izquierda política. Fue un activo anti-fascista en la década de 1930 y en 1937 afiliado al Partido Comunista de los Estados Unidos de América.

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Francisco Velez Nieto

Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino
En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)
Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos).
Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.
Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.
Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015
Francisco Vélez Nieto

Sin comentarios a “Disparos en la noche”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.