DOS ORILLAS: “El Estrecho de Gibraltar: Frontera Literaria”



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

DOS ORILLAS, Revista Intercultural
Algeciras (Cádiz), 2014

Por José Sarria

En el mes de noviembre del año 2002 tuve la oportunidad de asistir a la presentación del número 0 de la revista TRES ORILLAS, predecesora de la actual DOS ORILLAS, que bajo la dirección de Paloma Fernández Gomá ha logrado ser punto de encuentro de la creación literaria y del libre pensamiento entre España, Marruecos y otras latitudes del Mediterráneo. Paloma Fernández Gomá, desde ese acercamiento geográfico que propone el vivir en el Estrecho, había incubado con anterioridad la idea de llevar a cabo un texto que uniera a las “dos orillas”. De ello surgió “Arribar a la Bahía”, una hermosa recopilación de poemas y textos de autores españoles, gibraltareños y marroquíes, presentados en castellano y en árabe. Agotada la primera edición, apareció la segunda tirada, que supuso el espaldarazo a esta más que interesante iniciativa.

De aquellos primigenios trabajos eclosionó la necesidad de mantener este diálogo cultural abierto y permanente entre los vecinos del dos orillas_393x576Mare Nostrum, pero ahora instrumentado de forma permanente en el tiempo. La revista ha sido capaz de mantenerse viva y activa a lo largo de más de doce años, que en el mundo de la edición literaria es toda una eternidad, gracias al tesón y a la convicción personal de su directora. Por sus páginas y números han pasado las mejores voces poéticas y críticas de España, del Magreb o del judeoespañol. Faltaría tiempo y espacio para hacer detalle de la nómina de los participantes que han transitado a lo largo de estos años por sus diferentes ediciones.

Hace meses, en ese empeño de aportar lo fundamental: una oportunidad para el mutuo conocimiento, que es, sin duda, la base para el futuro acercamiento, DOS ORILLAS aceptó la propuesta de dedicar tiempo y espacio a la literatura producida en la frontera: Algeciras y el Estrecho de Gibraltar. Y así fue como nació la idea de dedicar un número, en este caso el 13-14, de la revista a la literatura de la frontera, bajo la leyenda de “El Estrecho de Gibraltar: Frontera Literaria” en el que han participado destacados investigadores y profesores de las universidades de Madrid, Granada, Alicante, Rabat, Agadir o Tetuán, los cronistas oficiales de Algeciras y Melilla, premios nacionales de literatura, premios nacionales de la crítica y premios Andalucía de la crítica, junto a un elenco de creadores españoles, marroquíes y tunecinos de reconocido prestigio, para ofrecer su visión acerca de la literatura generada en el ámbito geográfico de Algeciras y del Estrecho de Gibraltar.

Los espacios físicos y las ciudades siempre han tenido un atractivo especial para los creadores y, en particular, para los escritores. Las urbes legendarias, los lugares mitológicos o soñados han forjado el destino de algunos grandes autores. Así ocurrió con Alejandría y Cavafis o Lawrence Durrell, las ciudades griegas y Henry Miller, Trieste y James Joyce. Quizás, de los variados ejemplos que se pudieran identificar, uno de los más significativos, en cuanto a la huella que un lugar o una ciudad deja en el escritor, lo supone el Nobel de Literatura William Butler Yeats, quien en 1927, cuando viajaba hacia el sur con el fin de alcanzar lugares más cálidos que paliaran sus dolencias, y tras alojarse en el Hotel Reina Cristina, concibió la idea de crear un poema acerca del sentido de la vida y la muerte, tomando como referencia a las garzas que había visto en Algeciras, y que diariamente se trasladaban a África en busca de alimentos para regresar nuevamente hasta esta otra orilla. El título del poema sería “En Algeciras”, significativamente subtitulado “Meditaciones sobre la muerte” que se encuentra en su libro La escalera de caracol:

“Aves de presa y pico corvo, pálidas / que se alimentan con parásitos sucios
de los rebaños y hatos marroquíes / cruzan por el angosto estrecho hacia la luz
en la opulenta medianoche del jardín y sus árboles / hasta que rompe el alba sobre aquel mar mezclado. / A menudo, en la noche, cuando yo era un muchacho / le llevaba a un amigo / -esperando mayor, sustancial alegría / que una mente mayor puede ofrecernos- / no las de las metáforas de Newton, / sino conchas auténticas de la orilla de Rosses. / Mayor gloria en el sol, / un nocturno frío en el aire / llevan a la imaginación a preocuparse / por el Gran Preguntante;
qué puede Él preguntar, y qué si me pregunta / puedo yo responder con confianza adecuada”.

Uno de esos lugares que con mayor fuerza ha sido objeto del interés de los escritores viajeros ha sido, desde antiguo, la zona del Estrecho de Gibraltar, Algeciras y las ciudades de ambas riberas. Así, la mitología griega habla del décimo trabajo de Heracles (Hércules), quien para conseguir los rebaños de Gerión, que habitaba la isla de Eriteia (actualmente, Cádiz), tuvo que separar las rocas que unían África y Europa, dando lugar al relato legendario del nacimiento de las imaginarias columnas de Hércules (los dos promontorios, el de Kalpe, asociado al Peñón de Gibraltar, y el de Abila, identificado con el monte Hacho en Ceuta o el monte Musa en Marruecos), que señalaban los confines del mundo conocido.

La literatura occidental es inconcebible sin los relatos de viajes. La Odisea (siglo VII a.C.) de Homero y la Eneida (siglo I a.C.) de Virgilio son, posiblemente, los dos testimonios más incontestables de esta afirmación.

Qué decir de los relatos del Hasan bin Muhammed al-Wazzan al-Fasi, más conocido como León el Africano (quien por encargo de su mentor, León X, nos legó la magnífica obra Descrizione dell´Africa (1526). Más tarde, siguiendo su estela, el también granadino, Luis del Mármol Carvajal, compiló en tres tomos la Descripción General de África (1573-1599).

Tiempo y espacio falta, en este breve preámbulo, para argumentar con detalle lo que la literatura contemporánea debe a las crónicas de viaje y al escritor viajero: Cervantes y los viajes de Don Quijote, Julio Verne, Stevenson, los viajes de Gulliver, Joseph Conrad, Antoine Saint-Exupéry, los miembros de la “Generación Perdida” (Dos Passos, Ezra Pound, Faulkner o Hemingway, quien traslada a la literatura, de manera excepcional, sus descripciones de viajes) o la “Generación Beat” (Kerouac, Burroughs, Ginsberg, Bowles o Corso, entre otros).

El siglo XVIII y XIX será testigo del nacimiento del denominado “Camino Inglés” o Ruta de los Viajeros Románticos (Merimeé, Washington Irving, Disraeli, Boissier o Alexander Mackenzie), cuyas referencias literarias del entorno de la serranía de Ronda, Gibraltar o Algeciras contribuyen a la construcción romántica de las ciudades y lugares del Campo de Gibraltar y emplazamientos aledaños.

En la otra orilla fueron muchos los escritores que cayeron bajo el encanto de Tánger: “sala de espera entre conexiones, una transición de una manera de ser a otra”, tal y como describía Paul Bowles a la ciudad norteafricana. Pierre Lotti, Burroughs, Tennessee Williams, Gore Vidal, Jack Kerouac, Truman Capote, Mohamed Chukri, Jean Genet, Allen Ginsberg, Gregory Corso, Gertrude Stein, Juan Goytisolo, Yourcenar, Mrabet o el matrimonio de los Bowles experimentaron en Tánger, durante casi tres décadas, la seducción de la vedette que posa altiva en la puerta de África, al decir de Pierre Lotti.

Estas consideraciones justifican, sobradamente, la necesidad de dedicar un número de la revista DOS ORILLAS al estudio y análisis, de manera monográfica, acerca de la impronta que Algeciras, el Estrecho de Gibraltar y las ciudades de ambas orillas, han marcado en los escritores.

En este número, que se presenta bajo la denominación de “El Estrecho de Gibraltar: frontera literaria”, el lector encontrará material de primer orden acerca de este hecho literario que hace de esta edición una publicación llamada a convertirse en texto de referencia en materia de literatura de viajes.

Los participantes en este número tan especial han sido:

ENSAYO

Abdellatif Limami (Univ. Rabat), Antonio Bravo Nieto (Cronista Oficial Melilla), Carmen Vidal Valiña (Univ. Complutense Madrid), Enrique Lomas López (Univ. Alicante), Jesús Fernández Palacios, José Antonio González Alcantud (Univ. Granada), José Manuel Benítez Ariza, José Juan Yborra Aznar (UNED Algeciras), Juan José Téllez (Director CAL), Luis Alberto del Castillo (Cronista oficial Algeciras), María Antonia López-Burgos del Barrio (Univ. Granada), Maribel Lázaro Durán (Univ. Granada), Mohamed Abrighach (Univ.Agadir), Mohamed Ahmed Bennis (Univ.Rabat), Mustapha Adila (Univ.Tetuán), Rafael García Valdivia (Instituto Estudios Campogibraltareños), Rajae Boumediane El Metni, Sergio Barce.

CREACIÓN LITERARIA (poesía)

Alberto Torés, Antonio Gala, Antonio Garrido Moraga, Aziz Tazi, Encarna León, Fernando de Ágreda, Francisco Morales Lomas, Jorge de Arco, José Sarria, Juan Cobos Wilkins, Juan Emilio Ríos, Juan José Téllez, Khedija Gadhoum (tunecida, Univ. Georgia), Manuel Gahete, María Victoria Atencia, Mohamed Ahmed Bennis, Mohamed Doggui, Nisrin Ibn Larbi, Nuria Ruiz, Paloma Fernández Gomá, Pilar Quirosa Cheyrouze, Rachida Gharrafi, Raquel Lanseros y Rosa Romojaro.

CREACIÓN LITERARIA (narrativa)

Ángel Olgoso, Karima Toufali, Mohamed Bouissef, Sergio Barce.

ÁLBUM FOTOGRÁFICO

Fotógrafo Pepe Ponce.

ILUSTRACIÓN DE PORTADA

Ilustración del pintor campogibraltareño Juan Gómez Macías.

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media
/ 5. Recuento de votos:

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

y Luz Cultural

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

    Encuentra más sobre mí en:

  • facebook
  • pinterest
  • twitter
  • youtube

Sin comentarios a “DOS ORILLAS: “El Estrecho de Gibraltar: Frontera Literaria””

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.