Espacio Poético, Francisco Vélez Nieto



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Espacio Poético

Nota bibliográfica: Francisco Vélez Nieto

Francisco Vélez NietoEscritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino

En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)

Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida”   (Visiones y pensamientos).

Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.

Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.

Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015

Francisco Vélez Nieto

separador[1]

El color del hombre blanco

A la memoria de Darwin

“Uno es la máxima de Tucídides de que los fuertes hacen lo

que quieren mientras que los débiles sufren como deben.”

Noam   Chomsky

 

El hombre blanco tiene su fortuna insegura,

el dominio sobre los hombres de otros colores.

 

Los hombres negros parecen pugnar por

sacudirse la carga de los hombres blancos.

 

También los hombres amarillos levantan cabeza

y van descabalgado a los blancos de sus espaldas.

 

Y todos los hombres de “inferiores” colores del mundo

sueñan con librarse de tan púdico y engreído jinete blanco.

 

Cuando todos los colores los monten jockeys propios

en el Arco Iris continuarán los hombres devorándose,

minorías de jinetes cabalgarán sobre las mayorías

que pingarán igual a los monos de circo que divierten.

 

Yo convertido en ceniza en la crátera, los miraré con sorna,

mientras Darwin puede que sonría meciéndose su barba.

El color real del hombre es ser humano o inhumano.

separador[1]

Paz en la guerra

Cuando la angustia ahoga con la llegada del día,

el mudo campanario contempla al ciprés que se mece,

dueño de esa mansedumbre de siglos que lo elevan,

Entonces medito silencioso, mano a mano con mi sombra

apoyado en la hermandad que nos une le pregunto:

 

¿Quién talló en rico mármol la palabra Paz?

¿Quién por envidia grabó debajo la de Guerra?

 

Paz en la Guerra. Guerra en la paz. Epigrafía del luto

y desgarro inmisericorde de todos los pueblos

 

Meditando por ese caminar de interiores sospecho,

que han podido ser idénticas cabezas, la misma casta

sin escrúpulos, propagadora de lutos y miserias.

Si observas, unos y otros juegan con dados marcados,

se visten y desvisten como en cuentos de hadas para sordos.

A veces, cuando la sangre por su gran caudal al caer los salpica,

meditan, calculan y deciden sacar de la chistera una paloma.

Luego, hablan de Picasso como si llanto y luto no existieran.

separador[1]

Ya vuelvo, algo me queda

De todos los lugares donde fui presencia,

vida agitada de muy tronchado caminar,

rememoro senderos, palpo mis huellas,

desencanto, nostalgia, pesadumbre de

más quebrantos que pobres victorias.

La belleza magullada es mi sombra

como página de sucesos de un diario.

Aunque fiel el bastón donde me apoyo,

hilvanado   mis versos entre costuras.

separador[1]

Un árbol bajo mi ventana

Los esbeltos árboles se balancean entre a mi ventana

y el santuario donde me abrieron para ver cual era la queja

de mi corazón, anuncian con brotes de sus ramas que va

llegando la primavera. Día tras día, todas las mañanas se

crecen deseosos por ser hojas de corazones volanderos,

vuelan donde mi corazón expone sus dolencias. Y esta

abierta ventana desde la que palpo como la sangre se agita.

a la vez que cuento las estaciones, sumando otoños y deseos,

mientras sus copas balancea entre dos tiempos, vestido uno,

desnudo el otro, Porque este tronco de ramas, que es mi vida,

tiene dos secuencias: otoño y primavera. Con el otoño siento

alegría, si es primavera triste porque tanto fulgor mi cuerpo

ya rechaza. Aunque mi fiel y viejo corazón aguante el pulso.

separador[1]

Homenaje a las margaritas

A Schen

No deshojo margaritas de viveros

si necesito desnudar recuerdos

ansiedad necesaria del desasosiego.

Acudo a los verdes campos abiertos

donde se expande su candorosa aroma

que envuelve mi olfato y aliento.

Así recupero vividas sensaciones,

envolvente aventura de acertijos.

Ellas nunca pierden su blanca sonrisa

ese mirar de pupilas amarillas sonrientes.

El verdor natural del campo florecido

que gira y baila a su aire. Las corto y

con fino tacto voy deshojando pétalos

húmedos mis dedos del fresco rocío

ansiosos de la respuesta deseada:

ese sí y no, palpitada incógnita del yo

maduro buscando el sí de nuestro amor

separador[1]

Pregón para sordos

Mis señores productores de la historia

todos analfabetos de corona y cetro.

Gottfried Benn

 

Cavilan beodas testas de vientres ahítos

cuya ignorancia medita con malas artes,

guarida de su falsa y oscura vanagloria

sectaria cuadrilla de difusas libertades.

¿Qué hacer ante tanta indigencia y descaro?

Jamás doblegarse a la dádiva de voceros

elogios y discursos de monederos falsos.

No escuchar como vociferan y trafican

embriagadas digestiónes de vanidades.

¡Huyamos, huyamos, démosle la espalda!

a tanto empacho y maloliente falsedad.

 

 

 

Francisco Velez Nieto

Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino
En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)
Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos).
Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.
Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.
Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015
Francisco Vélez Nieto

Un comentario a “Espacio Poético, Francisco Vélez Nieto”

  1. Najib Bendaoud dice:

    buenos dias estimado Fransisco Velez, es un honor participar con vosotros poeticamente

    Najib

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.