Javi Baena



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Javi Baena, Sevilla 1974.

javibaenaBarba_581x387Doctor en Bellas artes se dedica profesionalmente a la docencia artística. Desde adolescente publica dibujos y poemas en diversas revistas y fanzines. En 2010 es incluido en la antología de jóvenes poetas “Poetas en el camino” (Nuño editorial 2008). Entiende la poesía principalmente como una actividad íntima para resolver conflictos, por lo que se prodiga poco en público. Hasta la fecha dos libros de poesía suyos han visto la luz, “Leña de mi árbol genealógico” (Voces de tinta 2011) y “Stracciatella de estrellas” (Guadalturia 2012), éste último para público infantil. Actualmente prepara varios poemarios.

 separadorI.

Hay días en que uno
sólo tienes ojos hacia dentro
y se relame ocioso
en la oscuridad de su cabeza;

como salamanquesa
que con su lengua
sólo engullera insectos negros,
puerca miseria.

Entonces uno tiene que esforzarse,
buscar un cielo alto o un nido
de pájao blanco,
apartar los ojos del pensamiento,
echarlos a otro lado,
como el que aparta la vista
cuando camina y encuentra,
sobre la rama más baja de un quejigo,
flaco y anónimo,
un galgo balaceándose.

II.

Aparta de mí este pensamiento,
cúbrelo de la nieve intacta
de los eneros;
déjame andar por las huellas
que han dejado los corzos
y los fantasmas de  los tejones;
déjame sentir el frío
quedarme flaco de mí mismo,
pureza.

Déjame crecer la barba del alma,
ser chamán de mí mismo
y después, cuando no sepa nada,
cuando las canas enhebren
el tejido de mi destino,
enséñame  el regreso a la guarida
donde nació el humo;
aléjame definitivamente
de las aristas afiladas
de las carreteras.

III.

A mi sobrino Mario

            Sus padres recién habían pintado
la casa nueva;
y él, desde sus tres años,
destapó la mágica estación de los colores
con un lápiz de una marea roja
que bien podría haber sido una tierra ocre
o una sangre coagulada;
dibujó sobre la pared un córvido
que quedó flotando entre la lámpara
y el aparador,
apenas unas líneas prístinas.

Arrodillado garabateó
con la lengua mordida
entre sus dientecitos de leche,
las más íntimas luces de la historia,
con pericia  antigua, desnudo
y henchido de vida nueva
perfiló  el cuerpo elegante del caballo
que llevaba cabalgando
en la pared secreta del tiempo,
invisible en la invisible cueva,
más de treinta y mil años de belleza.

IV.

No voy a esperar a que quemen mi casa
ni a que el río suba a pudrir los cimientos que la sustentan,
tampoco a que el ladrón asome con la muerte
prendida a la ropa y al olor de los nudillos
con los que llama a mi puerta
No hará falta ningún aldabonazo que me desarme
no seré un Saulo al que descabalgan
de golpe y porrazo.

Hoy mismo preparo el equipaje,
tenso los cordones de las botas
y aprieto las cinchas de mi mochila.
El mundo nos espera,
la caza será propicia,
afuera las aves vuelan y silban,
las cigüeñas portan ramas
para sus nidos,
zorros milenarios nos acompañan.

separadorTRAS LA LLUVIA

El cosmos está en silencio.
El cielo reverbera sobre los espejos
que la lluvia ha diseminado por el suelo.
Toque de queda.

Sombrero azul sobre nuestro cerebro,
mis ideas callan.

Tras la tormenta el mundo
se recompone, las estrellas flotan
en el ojo oscuro de un dios abandonado.

Algunos perros beben constelaciones
en el agua turbia de las charcas.

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

y Luz Cultural

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

    Encuentra más sobre mí en:

  • facebook
  • pinterest
  • twitter
  • youtube

Sin comentarios a “Javi Baena”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.