Javier Pérez. Violín negro, Orquesta roja



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

“La finalidad de la guerra es el homicidio; sus instrumentos, el espionaje, la traición, la ruina de los habitantes, el saqueo y el robo para aprovisionar al ejército, el engaño y la mentira, llamadas astucias militares”

Lon Tolstoi

Javier Pérez es un novelista consolidado y ganador de diversos premios de nombres reconocidos en la geografía del libro. El contenido de violinsus novelas se sitúa y transcurre dentro del marco de la novela negra, que actualmente goza de una actualidad fogosa por una parte agradable, aunque por otra puede ser perjudicial por el exceso de títulos que parecen estar acogidos el slogan “Todos a una, novela negra o ninguna” lo que lleva camino de convertirse en una pantanal semejante al de “novela histórica”, Algo así como un virus monoatómico, superabundante sobre la anterior hola de historicismo, por lo que solo se salvaran las buenas y coleccionadles excelentes obras.

No es el caso de Javier Pérez que muestra con su reciente novela Violín negro en orquesta roja (Premio Novela Ateneo Ciudad de Valladolid 2015” Historia de tensa atmósfera palpitante encuadrada en ese mundo nauseabundo sobre el nazismo planteado en la tela de araña del espionaje, que nos lleva a situarnos en distintos países europeos como la Unión Soviética, la Alemania de Hitler y la España donde ha estallado la Guerra Civil, sobre la que especula con análisis sin escrúpulos, dedicados a los comunistas y nazis para aclarar en sus beneficios propios las ventajas y desventajas de tan cruel guerra entre hermanos. Tres frentes abiertos al espionaje de las dos corrientes impuestas en la vieja Europa por dos dictadores y otro al llegar del que no se fían, con paladar y pensamiento maligno sobre el sabor de la barbarie.

Y con este trasfondo de la Guerra Civil española que fue conejo de indias para las grandes potencias rojas y de negras y grises camisas, se desarrolla esta historia con la extraña desaparición del comisario político Evgeni Manchey, cuando iba a ser destinado a España para organizar el Ejército Popular, desaparece misteriosamente en vísperas de su partida. Y resulta que es sobrino del importante Viachestav Molotov, presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo, todo un personaje del grupo elitista alrededor del Padrecito Stalin. Y como tosa Rusia vive bajo la sospecha del enemigo en casa por la más mínima simpleza, ante un caso de la importancia que tiene tan misteriosa desaparición, Molotov sospecha turbios manejos políticos detrás del secuestro.

Ante esta encrucijada nace la duda y la enfermedad de desconfianza hasta con el modesto vecino, Molotov decide entonces no acudir a los servicios secretos del Estado soviético, que no tiene nada de extraño puedan estar detrás del complot. De manera que opta por encargar el caso a un excomisario zarista internado en el campo de trabajo Sotovki y salir airoso de la aventura, llegando ambos a un acuerdo dentro de una atmósfera que en todo momento se hace irrespirable bajo el terror de las purgas ordenadas desde arriba a abajo sin violinautorcontemplaciones, mientras a medida que avanza van apareciendo personajes como el tristemente Reinhard Heydrich, el temible director de la SD alemana y el mismísimo Stalín sumamente interesado en el caso, así como la persistencia de sospecha de todos sin escrúpulo alguno. Un complejo tablero donde las fichas se mueven según las posibilidades de cada personaje y su grupo con la inseguridad siempre si le serán fieles en el proyecto.

Personajes reales a los que se van desnudando y así poder conocer sus maldades y pocas o ningunas bondades, en ese infierno entre la realidad y la ficción, que nos recuerdan y confirman las aberraciones criminales del nazismo y el comunismo estalinista. Y que ese hábil y experto comisario Lukhin intenta salir del infierno en el que estaba, por los que se va desarrollando la trama exponiendo la realidad de una sociedad bajo el miedo e intensa vigilancia de unos a otros, metro a metro en los espacios más insospechados de una masa humana empobrecida luchando por la subsistencia bajo el terror aplicado por un demente endiosado. Intrigas policíacas y políticas se mezclan en los más variados elementos en España, que deparan curiosos y sorpresivas secuencias.

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Francisco Velez Nieto

Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino
En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)
Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos).
Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.
Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.
Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015
Francisco Vélez Nieto

Sin comentarios a “Javier Pérez. Violín negro, Orquesta roja”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.