La culminación de Jesús en su vida terrenal



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO

LA CULMINACIÓN DE JESÚS EN SU VIDA TERRENAL

I.- LA MÍSTICA DEL ENCUENTRO

Desde la cruz, Cristo nos ama porque está vivo,
y vence a la muerte para darnos otra esperanza,
para ir adelante, reconciliados consigo mismo.

Tomemos su luz para no perdernos en la senda,
volquemos el entusiasmo en crecer mar adentro;
pues, para fraternizarse, antes hay que quererse.

En camino vamos, con el corazón al encuentro,
dispuestos a todo, a perdonar y a ser absueltos,
con la alegría en los labios, viendo al Redentor.

Somos su pulso, exploradores del rostro divino,
continuadores de su rastro de amor en la tierra;
dejémonos guiar por Él, está ahí, con nosotros.

Sí, el Maestro es nuestra mayor certeza existencial,
¿cómo no apresurarse a anunciarlo por doquier,
y cómo no alcanzar sus pasos para abrazarle?

Aprender a reprendernos con sus inmaculados ojos,
es la mejor virtud para tender y extender la mano,
sólo así se puede remontar el abismo, ¡levantarse!.

II.- LA MÍSTICA DEL CUERPO

Si el Crucificado resucitó, todo ser reaparece,
vuelve a presentarse y a renacerse en la poesía,
reconocida la infusión de un alma vivificante.

Todo tiene su espíritu de naciente eterno, y todo
lo que se conjuga en el Verbo de Dios resucita,
porque el Mesías mismo es la vida del propio verso.

Como Él, suspiramos en la cruz de cada aurora,
y cuando el trance nos sobrecoge sin más aviso,
se hace presente el soplo nuestro en el Resucitado.

El Señor de vivos y muertos jamás nos abandona,
nos redime hasta hacernos semejantes a su pasión,
pues la caída ya no tiene dominio sobre nosotros.

Entonces, si nuestra efectiva patria está en el cielo,
¿por qué empuñar con afán este polvo mortuorio,
que no conoce otro poder que el apoderarse de mí?

Vernos y cuánto más interiormente puedas mirar,
es un buen modo de crecer y recrearse en el gozo,
de desprenderse de sí purificado, ¡donándose!.

III.- LA MÍSTICA DEL ALMA

La conciencia nos pide ser veraces de corazón,
para que aparezca lo que está dentro del alma:
silencios acompañados, soledades acompasadas.

Hay que ser coherentes con la mística del hacer,
pues quien ha empezado a vivir en la verdad,
comienza a no dejarse envenenar por la mentira.

Lo importante es no amargarse y dejar coexistir,
que quien no atormenta se engrandece de afecto,
como aquel que no impide hallarse en los demás.

En esa unidad visible corporal, el Creador cohabita,
nos orienta y nos pone en situación de ser y estar,
enhebrados al ciclo de la sístole y diástole incorpórea.

Ayúdanos Padre, pues, a interrogarnos con tu aliento,
¿por qué encerrarnos en nosotros, y mostrar apatía,
si hemos venido para liberarnos del mal y amarnos?

No hay más apacible compañía que cultivar la bondad
y radiar su siembra, que dejarse cautivar por la sombra
del bien, hasta sentir que hemos cambiado, ¡por Jesús!

Víctor Corcoba Herrero
corcoba@telefonica.net
20 de abril de 2019

 

 

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Victor Corcoba Herrero

Víctor Corcoba Herrero nació en 1958 en un pueblo de la cuenca minera de Laciana, Cuevas del Sil (León). Desde siempre ha sido un viajero nato y en la actualidad reside en Granada. Es Diplomado en Magisterio por la Universidad de Oviedo y Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Ejerce como miembro activo de diversas academias de periodismo, culturales y de pensamiento. Tiene decenas de libros publicados entre poesía, ensayos, cuentos, biografías y novela corta. Es un estudioso del Flamenco -ejerce la crítica y forma parte del jurado en prestigiosos eventos nacionales-, de la pintura -colabora en varias revistas especializadas- y, en general, de todas las artes. Es conferenciante y columnista de medios escritos, radio y televisión, además de ser una persona implicada en temas sociales. En la actualidad es Redactor Jefe de la revista de Proyecto Hombre Granada.

Sin comentarios a “La culminación de Jesús en su vida terrenal”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.