La eternidad es de Dios



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO

 

Soy caminante pero quisiera ser camino.
Soy peregrino pero quisiera ser horizonte.
Soy nada pero también quisiera ser todo.
Quizás quiero ser sin saber lo que soy.
Y lo que soy, es la acción de Dios en mí.

Todo tiene su tiempo y su cauce para andar.
Todo tiene su momento y su naciente.
También todo tiene su fin y su llegada.
Quizás a veces queremos llegar a destiempo.
Olvidándonos de amar y sin saber vivir.

Pensando en el creador sabremos amar.
Él recorre con nosotros la vida.
Él, que toma su tiempo, vive con nosotros.
No desespera y nos espera siempre.
Atiende nuestra llamada y nos abraza.

Porque nada existe sin el abrazo de Dios,
dejémonos cautivar por su espíritu,
renunciemos a esta heredad mundana,
entreguemos nuestras miserias,
dejémonos rodear por su ser para ser.

Para ser la luz que irradia esperanza.
Que quien tiene esperanza vive el amor.
Un amor que no acaba en el vacío.
Que quien a Dios lleva, lo lleva todo.
La misma eternidad nos enternecerá.

Saltaremos de gozo, será bellísimo.
Seremos la poesía que no hemos sido.
La alegría será tan honda como viva.
Y el regocijo será tan puro como real.
Al fin todo será alabar a Dios, por la paz.

 
Víctor Corcoba Herrero
corcoba@telefonica.net
1 de agosto de 2015

 

Victor Corcoba Herrero
Últimas entradas de Victor Corcoba Herrero (ver todo)

No hay comentarios para “La eternidad es de Dios”

Añadir un comentario.

Deja una Respuesta






Widget not in any sidebars