La inconcebible aventura del hombre que fue otro



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Por Francisco Vélez Nieto

“A los tímidos y a los indecisos todo les resulta imposible, porque así se lo parece.”
(Walter Scott)

La inconcebible aventura del hombre que fue otro de la autora francesa Manou Fuentes ofrece al lector una historia aparentemente al inicio algo confusa y la vez divertida, pero que dada la meditación imperfecta y temerosa del protagonista, hombre inseguro de sí mismo en su vida íntima, se ve envuelto involuntariamente en una verdadera aventura, incluso discurriendo por entresijos policíacos. Situaciones agitadoras de la trama que se inicia con un simple y mero tropiezo fortuito en plena calle entre él y otro transeúnte. Nuestro protagonista resulta ser un apocado antihéroe que suele llevar una vida tranquila y monótona sin complicación alguna, nada de problemas en lo económico, (todo hay que decirlo en esta sociedad de avaricia y coge el dinero y corre), que realiza su trabajo como contable con soltura profesional sin problema alguno para crear malestar con la empresa.

000000000-unpMas nuestro hombre acomplejado por su ridículo apellido que desde niño ha aprendido a mantenerse alejado de otras personas para evitar el conflicto, pero como se suele decir donde menos se espera salta la liebre. Así, que cuando pasea tranquilo tras su almuerzo, como suele ser costumbre en él, camina distraído por la calle, sumido en su habitual cotidianidad, cuando de pronto, sin esperarlo, sufre el fuerte encontronazo con otro hombre que cae en sus brazos desplomándose a continuación hacia el suelo donde queda tendido, nuestro Eduard Pojulebe se inclina sobre el caído que parece intentar decir algo, arrima su oído a la boca del desplomado y escucha como susurra “Está en mi bolsillo…”Si, le digo que está en mi bolsillo…” En esto, llega un médico, la ambulancia, siendo trasladado hospital.

Mientras nuestro Pojulebe queda pensativo tras las palabras del accidentado pidiéndole que no lo deje. El suceso da vuelta en su mente hasta que decide acercarse al hospital y ver como está este hombre que le dejó el ruego de no dejarlo solo. Allí investiga y para gran sorpresa suya se entera que tiene su mismo y curioso nombre, lo que lo sume en una especulación mental dada esa complejidad personal que lo lleva a vivir una serie de acontecimientos bastante incómodos para su mesura a medida, cuando lo sucedido entra en el especulativo mundo de los medios de comunicación, viéndose obligado a emprender una huída por temor a que puedan considerarlo culpable de la muerte, cuando se descubre que el otro Pujolebe inconciente en una cama del hospital al parecer ha sido asesinado, sin duda alguna muerte oscura. Las conjeturas y especulaciones se han convertido en continuas interrogantes las cuales tras las investigaciones que se vienen sucediendo, se descubre que la víctima es un político de 000000000-undcierta importancia, por la que la policía decide buscar la identidad del verdadero Pojulebe.
La coincidencia de nombre y apellido sumado a la muerte, desencadenan una avalancha de acontecimientos que pueden resultar peligrosos para nuestro personaje, que se ve convertido en fugitivo crónica cambiando de identidad, a la vez que reinventa su propia persona, intentando ser otro al mismo tiempo y paralelamente, decidir volcarse de manera comedida en las pesquisas policiales y los medios de comunicación. Toda una obra reconstruir de forma anónima los hechos para desentrañar el caso en que ya sin desearlo se encuentra implicado. Aquí la narración adquiere su grandeza y amenidad al narrar la historia con un tono divertido, cuando el protagonista desde la distancia va atando cabos como un verdadero sabueso. “Una sinuosa trayectoria del protagonista y el aprendizaje del lector se combinan con asombrosa pericia”, componiendo esta novela de calidad. Obra que, si sumamos al contenido la fortuna editorial propia de una editorial como Malpaso, ofrece la garantía de no defraudar al posible lector de tener un rico libro entre las manos,

 

“¿Te ha gustado este artículo? Apóyanos usando Dropcoin.”

 

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Francisco Velez Nieto

Francisco Vélez Nieto, Escritor, poeta y comentarista literario. En verso tiene publicados los libros “La otra historia de siempre”- “Excepto la derrota”- “Nueva Poesía Sevilla” “Memoria ante el espejo” – “Itálica y otros poemas” VI edición – “Poesía Unida”. – Los cuadernos: “Poetas en el aula”, “Poetas y humanistas”, “Cuadernos abiertos”. “De soledades y desencantos, Aura de luz y agua. Prologuista y editor de las antologías:”, “Antología del Olivo”, “Poetas en bicicleta”, “Poetas en Sevilla”, “El Aljarafe y el vino” “La caricia del agua” y coordinador de Las luces del agua (Ánfora Nova 2011) “El vino y la poesía” (Ediciones Guadalturia 2011, Universos del vino
En prosa, “Itálica y el Monasterio de San Isidoro del Campo (Guía para el paseante 3ª edición). Guía oCulta del Parque de María Luisa. (Paseo secreto entre glorietas y poetas) Crónicas Literarias 2015 (Volumen I)
Es coautor en varias obras. Incluido en las antologías “Itálica Famosa” “Nueva Poesía Sevilla”, “Soleares”, “Poetas en Sevilla”, “Homenaje al soneto”, “El ultraísmo”, “Homenaje a la Generación del 27” “Homenaje a Juan Ramón Jiménez (Ateneo de Sevilla) “El Aljarafe y el vino”. “Un salto a la vida” (Visiones y pensamientos).
Presidente de Honor de la Asociación Colegial de Escritores de España en Andalucía.
Premio Mecenas de la literatura “Manuel Altolaguirre” Año 2014 de la Asociación Colegial de Escritores de España-Andalucía.
Ha sido el coordinador de Espacio Poético 2015
Francisco Vélez Nieto

Sin comentarios a “La inconcebible aventura del hombre que fue otro”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.