LAS AFUERAS DE DIOS, De ANTONIO GALA



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

El secreto de la genialidad es el de conservar el espíritu del niño hasta la vejez, lo cual quiere decir nunca perder el entusiasmo. Aldous Huxley

LAS AFUERAS DE DIOS, De ANTONIO GALA

Antonio Gala pasó su infancia en Córdoba y allí escribió sus primeras obras. Estudió desde la temprana edad de 15 años la carrera de Derecho en la Universidad de Sevilla y, como alumno libre, Filosofía y Letras, Ciencias Política y Económicas en la Universidad de Madrid, obteniendo licenciaturas en todas ellas. Al acabar sus estudios universitarios, inició la preparación de oposiciones al Cuerpo de Abogados del Estado, abandonándolo en un gesto que él recuerda como de rebeldía ante las presiones de su padre, para ingresar después en los Cartujos. Pero la rígida disciplina monástica no estaba hecha para él, y, como cuenta en su autobiografía “Ahora hablaré de mí”, fue expulsado de la orden.

Es un personaje altamente popular de la literatura española, con su novela “El manuscrito carmesí”, ganó el premio Planeta en 1990.

La obra Las afueras de Dios está dividida en dos partes: la primera cuenta la historia de la hermana Nazaret y la segunda la de Clara Ribalta.

Esta primera parte está contada en tercera persona por el capellán de un asilo de ancianos de Córdoba. A través de él, nuestro universal escritor Gala nos narra las reflexiones de una monja, Nazaret, que en su cuarenta cumpleaños se plantea su fe, su vida dentro del convento, el amor de los hombres en Dios o el amor de Dios en los hombres.

Todas esas elucubraciones, vaivenes y obsesiones no son otra cosa que la idea que el autor tiene sobre la fe, Dios, la religión y como se vive ésta en los conventos, que nos la hace ver a través de esta monja y resalta en cursiva las ideas principales.

La segunda parte está contada en primera persona por Mauricio, un médico voluntario, que encuentra a Nazaret, ahora Clara, inválida e internada en el asilo en una silla de ruedas. Entre ellos surge una estrecha mistad e inicia unos diálogos de los cuales sabemos cómo su matrimonio con Diego es breve y enviuda a causa de un desgraciado accidente. Tras un duro duelo en el que desea morir decide volver a un asilo de ancianos de Madrid de limpiadora, viviendo en un barrio pobre en el que también ayuda a sus vecinos.

Adopta el hijo de una drogadicta con SIDA al que pone el nombre de Dieguito y que acaba muriendo pronto, otro duro golpe para nuestra protagonista envuelta en todo momento en un halo de tristeza. Su vida como seglar no fue feliz ni confortable. Diríase que el infortunio la perseguía.

En sus frecuentes conversaciones con Mauricio, el médico, ella le expone sus ideas sobre: el amor, el destino, la pobreza, el voluntariado, la enfermedad, la importancia de escuchar, Dios visto desde múltiples enfoques; consejos sobre la vejez: época buena para la alegría, buena para la amistad, buena para la tolerancia etc.

En esta obra, a nuestro gran escritor hay que celebrarle su riqueza de vocabulario, que despliega sobre sus repetitivas, rumiantes y laberínticas reflexiones que toma y deja a lo largo de todo el libro.

Mª Loreto Sutil Jiménez

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

y Luz Cultural

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

    Encuentra más sobre mí en:

  • facebook
  • pinterest
  • twitter
  • youtube

Sin comentarios a “LAS AFUERAS DE DIOS, De ANTONIO GALA”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.