Lolita Sevilla y Elvira Quintillá, miradas póstumas a un cine español irrepetible



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Bienvenido Mister Marshall, sátira de la España del subdesarrollo, identifica a Villar del Río con Alcorcón. Lolita Sevilla y Elvira Quintillá, fallecidas recientemente, últimas actrices de aquella estela berlanguiana.

                        El apartamento está protegido en las instalaciones de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Las apariencias engañan. Si bien el presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid posee uno en Marbella, los 770.000 euros que abonó por su compra y la imputación de su esposa por la presunta implicación en blanqueo de capitales y delito fiscal por mor de aquella, nos pueden hacer pensar que este lujo  merece tal privilegio. No es precisamente del que hablamos. En el año 1960 Billy Wilder, que también compartió su producción y guión, dirigió la película del mismo nombre que consiguió cinco oscar. Panorámica psicológica del mundo contemporáneo. Apunte irónico y melancólico sobre aspectos de plena actualidad como la explotación y deshumanización laboral y otros que acompañan la existencia del ser humano: soledad, honestidad, dignidad o la búsqueda del amor. Baxter, interpretado por Jack Lemon, ofrece su piso de soltero como picadero. Ha comprobado que esta es la mejor fórmula de ascensión en el trabajo de contable, en la empresa de seguros de Nueva York en la que trabaja. Y cede su espacio íntimo para los encuentros extramaritales de sus jefes. Todo se trastoca cuando se enamora de la ascensorista Fran Kubelik, que encarna Shirley MacLaine. Fred MacMurray completa el  triángulo amoroso. Tres actuaciones que condensan la minuciosa introspección del realizador norteamericano en las emociones humanas y la respuesta de los personajes ante estas.

                        Eurovegas es un mal recuerdo que se desvanece en el aire como el humo de tabaco que pretendían legalizar. Fue un exclusivo, privativo y anómalo empeño empresarial de blindar la salvaguarda de sus intereses con la aquiescencia del poder político. Evitando futuras normas reguladoras que pudieran constreñir su ámbito de influencia y beneficios económicos. La sensación era de auténtica paranoia. El panegírico que había confeccionado el gobierno y parte de la oposición de la Comunidad Autónoma de Madrid, preludio del cuento de la lechera en que ha acabado todo, era ridículo. La agudización del desempleo y la estabilización de la precariedad confluían para que en el contexto social quebrado por la crisis económica, la obra faraónica  de este artero negocio prendiese como bálsamo.

Lolita Sevilla, protagonista de Bienvenido Mister Marshall

Lolita Sevilla, protagonista de Bienvenido Mister Marshall

                        Ángeles Moreno Gómez murió el pasado 16 de diciembre. Sus labios entonaron el periodo oscuro de la posguerra, con aquella coplilla que tronaba con sorna por las calles de Villar del Río, “¡Americanos, gordos y sanos, primos hermanos, os recibimos con alegría!“. Lolita Sevilla,  heterónimo por el que era conocida, interpretaba al personaje de Carmen Vargas. Ella pudo más que el propio Plan Marshall y la reprobación del actor norteamericano Edward G. Robinson, miembro del jurado de la sección oficial en Cannes, indignado por la secuencia en la que la bandera de su país desaparece por un sumidero. El presidente del jurado Jean Cocteau exclamó, “¡Cómo no vamos a amar a España después de ver esta película!” La voz clara y elegante de la cantante y actriz hispalense, encabezaba el pasacalles. Iba al encuentro de la ansiada visita que pasó como una exhalación, dejándo el polvo de la carretera sobre los compungidos rostros pueblerinos. Metáfora reactualizada de la ocurrida en Alcorcón sesenta años después. Lolita Sevilla se retiró de los escenarios en 1997. El deseo ferviente que siempre acompañó a esta mujer de origen humilde y precoz personalidad artística, formada en las academias del Maestro Realito y Adelita Domingo, fue que el público la reconociera por su propio estilo. Apenas transcurridos once días de este fallecimiento, la actriz Elvira Quintillá, que encarnara a la Señorita Eloísa en esta misma película -también cantante, faceta menos conocida y en la que no se prodigó, a pesar de su participación en zarzuelas y ganadora de un premio en el festival de la canción de Benidorm en 1960-, sigue la estela mortal de otros actores y realizadores que cierran una significativa etapa  del cine español.

 

Pedro Luis Ibáñez Lérida.

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos:

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Pedro Luis Ibañez Lerida

Pedro Luis Ibáñez Lérida. Sevilla. España.

Poeta. Articulista, crítico y comentarista literario en diversos medios de comunicación. Miembro de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía y representante de esta entidad en la provincia de Sevilla. Miembro del Consejo de redacción de la Revista de Literatura Nueva Grecia y coeditor de Ediciones En Huida. Pertenece al Centro Andaluz de la Letras -CAL-.

Sin comentarios a “Lolita Sevilla y Elvira Quintillá, miradas póstumas a un cine español irrepetible”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.