Mirtha Rosario Mansilla Nieto



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Mirtha Rosario Mansilla Nieto (Lima   Perú   18  enero  1971)

Estudié Sociología pero no culminé mi carrera.  Soy ama de casa y tengo cuatro hijos. La poesía siempre estuvo presente en mi vida. Soy lectora fiel de los grandes poetas, y de los no tan grandes, también.

En mi adolescencia empecé a escribir seducida por la nostalgia que produjo la ausencia de mi padre, a quien le dediqué mis primeros escritos, poemas juveniles cargados de amor y admiración por  ese héroe,  hombre de alta estatura y aparecían varonil, que  ya no estaba más a mi lado, porque la vida se lo había llevado a otro país muy lejano.

En mi haber  tengo docenas de poemas completamente inéditos, escritos  en cuadernos escolares, hojas sueltas, o en  cualquier superficie donde se pueda aplicar la fuerza de una pluma, guardados en cajas en la azotea de mi casa. Poemas que he rescatado ahora poco para revivir esos años difíciles, para reír y llorar,  con la satisfacción de haberlos conservado. Y a raíz de ese rescate, he retomado la poesía que tanta falta me hacía, y he vuelto a escribir.

Desde el año pasado empecé a participar en diversos recitales.

Mis poemas fueron publicados  virtualmente en La Mula por Willy Gómez Migliaro y diferentes páginas que difunden la poesía.

Publiqué en la revista @NÉMESIS ARTE & POESIA en las ediciones 171 y 172, y participaré de la TERCERA ANTOLOGÍA DE POETAS LATINOAMERICANOS QUE SE REALIZARÁ EN LIMA DEL 3  AL 7 DE FEBRERO DEL 2018, EN EL MUSEO METROPOLITANO DE LIMA.  Actualmente estoy preparando mi libro para poder publicar próximamente.

 

LO  PUEDO

Parada en ti
Te sigo
Subo tus cabellos.
Deslizo sin prisa
mis dedos.
Retazos del tiempo
se fueron
No quieren saber.
Tus memorias
olvidadas
Creíste poder salvarte
Y te rindes
Separo con torpeza los hilos
sostienen tu cuerpo
No puedo
intento
Caes
No
No.
Mírame
Puedo envolver la madeja
Shusss
Solo cree.
Brillo en tu Iris
No lo ves!!

 

EL SILLÓN ROJO

Hoy regresé en el tiempo

y me vi parada frente a una casa

que lucía blanco y  negro.

Lentamente empujé la puerta

con mi mano

y  me encontré  en un  salón

decorado con paredes grises

como fotos de antaño

y en el aire

un aroma conocido

que ya lo había respirado

seguí despacio recorriendo el salón

de paredes grises y cuadros finos

con bordes dorados.

Asomada desde una esquina

divisé el cuarto de al lado

y en él,  un sillón rojo

que resaltaba entre lo gris del pasado.

Mi mente no entendía

lo que estaba observando:

dos niños con sus padres

que jugaban y sonreían

para un retrato

que yo

sostenía en mis manos

 

HOY

Recordé
tus cabellos
Sentado
el mismo lugar
bajaba el recuerdo
Por tu espalda
Instantes
pegados
trocitos de papel
los surcos
Cuentan
tu historia
tus manos
llevan la tierra
de campos
sin cosecha

 

ME SACUDES

Mis penas
Soñaron contigo
Salieron sangrantes
Cedieron la puerta
Sacaron la lengua
Tiraron paredes
Sillas
Patearon
Cayeron
de seco
al pavimento
Y se fueron

 

ANITA

Manitas mi niña
decías
Cerquita
despacio

decías
subida en tu sombra
Soñaba
Manzana dulce
por las mañanas
pollera adornada
de cuentos
Ojitos pequeños
Mamita
Despacio
decías
Tita
Tita

 

RELOJ DE ARENA

Y si te llevas mis sueños el tiempo en tus manos. Acaricia aquel instante imperceptible del pasado, aquella línea entre lo amado y lo anhelado.

Si te robas mis pensamientos, burlón te quedas.

El viento sigue tu consejo y me cuenta de ti. Que larga noche oscura.

De arcilla te esculpes de arena te pierdes como reloj.

 

administrador

Acerca de 

Sin comentarios a “Mirtha Rosario Mansilla Nieto”

añadir un comentario.

Deja una respuesta