Sentencias XVI de Juan de Portoplano



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Sentencias XVI de Juan de Portoplano

                        El de Portoplano se dijo aquella tarde, para qué una frase más, para qué una idea más, para qué un concepto más, para qué un enunciado más, para qué una palabra más. Para qué y por qué y, a continuación se contestó a si mismo. “porque somos humanos, y nuestra esencia es intentar encontrar nuevos por qué y contestar a antiguos y nuevos por qué”. Y abrió su puerta y empezó a caminar por los vericuetos de su pequeña geografía.

                        – El ser humano tiene deseo y deseos, multitud de deseos-pasiones-pulsiones-impulsos-libidos, pero estos no se pueden seguir o practicar, según te vengan viniendo, sino que tienen que ser mediados y comedidos según lo que la razón-inteligencia-voluntad-libertad y verdadero y bondadoso conocimiento nos indiquen.

                        – Los deseos deben ser gestionados de forma correcta por la razón-entendimiento-voluntad, y ambas según la realidad verdadera y bondadosa, y si es posible bella.

                        – Defendemos mucho la libertad de nuestros deseos, con comedimiento o sin ellos, pero cuándo tenemos que soportar los deseos de los otros, que tampoco tienen verdad o comedimiento o armonía, entonces protestamos con razón.

                        – Existen normas morales o éticas o principios morales o éticos, que la humanidad ha ido descubriendo, a lo largo, no solo de siglos, sino posiblemente de milenios. Se han ido perfilando teórica y conceptualmente, se han ido matizando viendo cientos o miles o cientos de miles de casos prácticos. Por tanto, esos grandes principios, deben ser seguidos y respetados y analizados y matizados. Y continuarán siendo pensados e incluso matizados según la propia realidad histórica, pero nunca defenestrados, en nombre de tus deseos-pasiones-pulsiones-impulsos-libidos…

                        – Nos atamos a un fin o una meta o una causa o un motivo, quizás para tapar otras razones-motivos-causas-fines, quizás para tapar una grave y gran herida que llevamos arrastrando desde hace décadas o años. Y así de ese modo tapamos un gran dolor-sufrimiento-angustia-pena-trauma-herida que arrastramos, que en parte es consciente, en parte semiconsciente, en parte inconciente.

                        – Dices, yo con mi voluntad y razón puedo hacer lo que quiera y estime conveniente, en cual asunto. Pero la cuestión es que tienes derecho y autonomía y libertad y voluntad, pero éstas tienen que estar armonizadas con el bien de ese acto y la bondad de ese acto, y con la verdad y la racionalidad debida al saber ortodoxo, o saber más exacto de esa realidad. Porque usted, no conduce su vehículo como quiere, sino siguiendo unas normas, que a su vez, representan, se supone el saber más ortodoxo de la realidad y de lo real.

                        – No todos los hijos de la misma familia, quieren a los padres, en la misma cantidad y calidad. Debemos indicar, que muchas veces, los padres les suceden lo mismo con todos los hijos. Las causas y razones es lo que se debería averiguar.

                        – ¿Por qué desde todos los saberes ortodoxos y ciencias sociales y demás saberes no se estudia de verdad, el fenómeno de la familia…?

                        – ¿Para muchos existe una explosión demográfica enorme y sin control, y sea cierto esto o no lo sea, entonces, diversidad de poderes, colectivos, ideologías utilizan multitud de instrumentos conceptuales y prácticos, para ralentizar o disminuir o que no crezca tanto esa explosión demográfica…?

                        – El ser humano no es solo razón-inteligencia, pero tampoco es solo irracionalidad-pasiones-deseos-pulsiones, sino que es ambas cosas a la vez, y ambas realidades deben ser armonizadas y equilibradas en verdad-veracidad-bondad-bien-racionalidad-prudencia y saber y conocimiento verdadero y bondadoso. De lo contrario el ser humano se pierde y se autodestruye, no en todas las pasiones inmoderadas, sino en alguna, cada uno la que le guste o tenga tendencia a ella.

                        – Predicas la libertad en todos los deseos y pasiones, y éstos según el parecer de cada voluntad o libertad personal, y te parece muy bien esta concepción, cuándo tú eres el sujeto que actúa y siente según sus propios deseos y según su propia voluntad y según su propia libertad y según su propio conocimiento. Y los demás que soporten tus pasiones y tus deseos y pulsiones, sean racionales o no lo sean, sean equilibradas o no lo sean, sean verdaderas o no lo sean.

                        Pero cuándo tú tengas que soportar los deseos-pasiones-pulsiones, de los otros, o de algunos de los otros, no equilibradas-armonizadas, no suficiente verdaderas y  bondadosas…. ¡Cuándo tú tengas que sufrir las pasiones-deseos inmoderados de los demás, o de algunos de los demás, entonces, ya no te gustarán tanto, ya comprenderás, que todo, los deseos tuyos y los de los demás, deben ser regidos por el mayor grado de verdad, bondad, racionalidad, prudencia, etc.!

                        – Han pasado ya muchos miles de millones de seres humanos por esta tierra, tú eres uno más, pero tú eres único entre todos. Intenta vivir tu existencia y tu vida, con el mayor grado de dignidad posible y el mayor grado de humanidad posible.

                        El de Portoplano regresaba de su paseo al atardecer, y seguía preguntándose, que nos hace más humanos y qué nos hace menos humanos. Esa será la gran partida de todo ser humano, la gran partida de la humanidad, en última instancia.

            http://twitter.com/jmmcaminero        © jmm caminero (24 enero-26 mayo 2019 cr).

Fin artículo 1.666º: “Sentencias XVI de Juan de Portoplano”.

Image by Jai79 from Pixabay

 

 

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Jesus Millan Munoz

J.M.M. Caminero es autor de cincuenta volúmenes o tomos, publicados en parte, formando un solo título: “Cuadernos de la Mancha o Pensamientos o Ensayos o Soliloquios o Enciclopedia filosofía” (ensayo novela o novela filosófica y pictórica).
En total, al menos cuarenta y siete mil páginas escritas. Hasta donde sabemos una de las cinco obras más extensas, en número de páginas y palabras, de todas las culturas y tiempos y épocas, de un único autor, de un único título.
http://articulosperiodisticosjmm.blogspot.com.es

Sin comentarios a “Sentencias XVI de Juan de Portoplano”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.