Son tus abuelos, no los míos



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

SON TUS ABUELOS, NO LOS MÍOS

   Recuerdo lo que me dijo una chica algún día en algún lugar sobre lo que había que contestar a los americanos que reclamaban a España por la conquista hace cinco siglos: Son tus antepasados, los míos se quedaron en España.  No recuerdo el rostro de aquella chica, solo sé que era interesante. No recuerdo su nombre. No recuerdo cuando me dijo aquello. Pero la frase se me quedó grabada.

     Los americanos que despotrican contra los conquistadores españoles de hace cinco siglos deberían recordar que en muchos casos son sus antepasados. Los míos se quedaron en España, si se hubieran ido a América yo sería americano. Hablan como si fueran todos indígenas. Pero la mitad de ellos (depende de los países) proceden de España.  Y procede de España su lengua, su religión, su arquitectura, tantas cosas. De España viene gran parte de su identidad actual, lo que son ahora mismo.

     Hablan como si fueran todos indígenas y solo indígenas. Pero entonces ¿por qué marginan a los indígenas ahora mismo?  ¿Les preocupan tanto realmente los indígenas? ¿O será que son hipócritas y oportunistas?  El pasado no tiene remedio pero el presente sí lo tiene. ¿Están haciendo muchas cosas por los indígenas? ¿Entonces por qué se levantaron los zapatistas en Chiapas? ¿Entonces por qué no tienen ni agua los indígenas en la Guajira?

      Hablan de pedir perdón por cosas de hace cinco siglos. La Historia es una sucesión de barbaridades, ya lo dijo Walter Benjamin. Entonces no terminarían de pedir perdón todos los pueblos del mundo. ¿Hay algún pueblo inocente? Tal vez los maoríes de Nueva Zelanda, tal vez los de Tahití que por tradición reciben a la gente con ramos de flores y admiraron a Gauguin. Pero no los aztecas que aplastaron brutalmente a un montón de pueblos que por eso apoyaron a Hernán Cortés, que arrancaban el corazón en vivo a miles de prisioneros en ceremonias públicas.

     ¿Pero no hay nada de qué pedir perdón ahora mismo? ¿Están haciendo lo posible por resolver el feminicidio de Ciudad Juárez? ¿Han esclarecido el caso de los estudiantes masacrados? ¿Están haciendo algo eficaz contra la corrupción, contra el dominio de México por los narcos?  Eso no es hace cinco siglos, es ahora mismo. Y sacar el ejército a las calles, poner soldados en las estaciones de autobuses no lo ha resuelto.  Y en Oaxaca, yo lo he visto hace dos años, los que escriben pintadas no están muy contentos. Cuando yo fui pusieron a un funcionario del aeropuerto toda la mañana para asegurarse de que yo traía de vuelta a España un jamón. ¿Esa es la manera de útil de usar el tiempo de los funcionarios?

      Y por lo demás está otra cosa. Yo nunca estuve de acuerdo con mi padre. Hizo montones de cosas que yo no haría. Solo faltaba que ahora me exigieran pedir perdón por cosas que hizo mi padre.  Yo solo soy responsable de lo que hice yo. Y encima me van a hacer pedir perdón por lo que hizo otra gente  hace quinientos años. De acuerdo, digo que muchos americanos actuales son descendientes de los conquistadores españoles pero no por eso tienen la culpa. Pero en todo caso yo la tengo menos. Además la culpa es algo individual.  Si un judío hace algo ¿tienen la culpa todos los judíos del mundo durante toda la eternidad? Si existió Hitler, ¿tengo que echarle la culpa a la alemana regordeta que ahora veranea en Mallorca?  Algunos americanos dirán que sí. Incluso García Márquez caricaturiza a una niñera alemana moderna como autoritaria y rígida en un cuento. Los simplismos son terribles.

       Parece la Biblia más cutre en su sentido más literal. Jehová dice en algún pasaje que no recuerdo pero que existe, compruébenlo: castigaré a los descendientes hasta la tercera generación.  Al menos la Biblia dice solo hasta la tercera generación. Pero España tiene que pagar por lo que hicieron unos españoles macarras (cuyos descendientes protestan ahora) hace cinco siglos. ¿A ustedes les parece eso serio? ¿No hay nada que resolver ahora mismo? ¿No hay injusticias sangrantes y urgentes de perseguir AHORA? ¿Les parece que esa retórica sirve para algo?  Desde luego las palabras son solo palabras. Hasta que envenenan a la gente y lo confunden todo.

ANTONIO COSTA GÓMEZ, ESCRITOR

Foto: Consuelo de Arco, “Chiapas, 2016 ”

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media
/ 5. Recuento de votos:


Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Antonio Costa Gomez

Escritor y poeta español, Antonio Costa Gómez es, además, filólogo e historiador del arte.

Es conocido por sus novelas históricas, siendo considerado para el Premio Planeta por su novela Las Campanas.

Sin comentarios a “Son tus abuelos, no los míos”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.