Tarde Dorada



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Rodaron las palabras

se aproximaron los cuerpos.

Besos, mordiscos, chupadura

de labios,

apresamiento de senos,

bebida de saliva…

con mis aderezos y semidesnuda.

Para la cópula elegimos

la postura del rezo.

Al terminar, tened

cuidado de no retirar

vuestro miembro:

permitidle a la

mujer que apure

la copa del placer.

Flor de loto

en la tarde dorada.

 

Mª Loreto Sutil Jiménez

 

Carlos J. Rascón
Últimas entradas de Carlos J. Rascón (ver todo)

No hay comentarios para “Tarde Dorada”

Añadir un comentario.

Deja una Respuesta






Widget not in any sidebars