Trinidad Gan



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

TRINIDAD GAN (Granada, 1960)

Sus primeros textos aparecen en  “Antología” (Colección Genil-21, 1996), “Nuevas voces de la literatura en Granada” de Junta de Andalucía y Fundación Caja de Granada  (1998) y en  “Plumas femeninas en la literatura de Granada (siglos VII-XX) de Amelina Correa, Universidad de Granada, en 2002.

Sus poemas aparecen en revistas, recientemente “Litoral”,”Crátera” (2018) o “Fábula” y Nayagua (2019), en antologías como “Todo es poesía en Granada” o “Granada no se calla” y “Caballo del alba” de 2018. Ha publicado reseñas en Círculo de poesía, Noches áticas, Los diablos azules y La Galla ciencia.

En 2009 fue accésit en Premios del Tren con “El fugitivo” y en 2014 es invitada al Festival Internacional de Poesía de Costa Rica.

Su último libro “El tiempo es un león de montaña”, XX Premio de poesía Generación del 27, está publicado por Editorial Visor.

Otros poemarios: “Las señas del pirata” (Cuadernos del Vigía),”Fin de Fuga”, XX Premio de Poesía Ciudad de Cáceres (Visor,2008),“Caja de fotos”, XII Premio “Surcos”( Renacimiento,2009),“Receta para el fuego (Antología, Costa Rica) y “Papel ceniza”(Valparaíso,2014).

 

Perspectivas

Trinidad Gan

 

A veces el poema es un espejo

y su fondo delata.

 

Allí contemplo ahora

la imagen invertida de mis manos,

su arbórea arquitectura

de venas, de cartílagos, de uñas.

Las manchas diminutas donde traza

su oscuridad fugaz lo ya vivido.

El reverso de líneas incompletas,

de huellas diferentes que tantean el mundo.

Esa cóncava hondura con que esperan

la caricia del agua.

 

Son mis manos, las mismas manos

que con cuidado intentan

romper la cáscara de cada día,

sostener solamente su centro luminoso.

Las que tratan, al escribir palabras,

de despojar sus dedos de la sombra

como si fuese un guante ya gastado.

Pero detrás de ellas, en el punto de fuga

trazado en el azogue del cristal,

se dibuja un paisaje con patíbulo:

la escalera, los postes, la trampilla

y el balanceo rojo de una soga.

 

Me estremezco al pensar si muchas veces,

mis propias, inconscientes, viejas manos,

aunque no hayan movido la palanca,

han apretado el nudo.

23 segundos

Una mujer corre bajo la lluvia.

 

Con cada paso explota las burbujas

que el aguacero traza en el asfalto.

Huye, aunque no ve quién la persigue.

Sólo vaga en el viento la sospecha

de una respiración cada vez más cercana.

La nota en las ráfagas de los coches,

en el súbito aullar de una ambulancia,

en el lejano y rojo balbuceo

de la otra acera, rostros con semáforo.

La noche cambia a verde sus ojos de felino.

Cuando cruza la calle

y espera en la parada, sola,

cree encontrar al fin refugio

tras el cristal donde gotea,

en puzle roto, su propio reflejo.

Aún vigila, a su espalda,

por miedo a descubrir una sombra al acecho.

¿O tal vez era sólo ella misma

ese animal mojado que parecía cercarla?

Cierra los ojos y desaparezco.

Nadie va abriendo en ondas

la multitud del agua.

 

Alfabetos

No hay una sola piel que sea idéntica.

La diferente forma de sus manchas

compone un alfabeto de lo ajeno.

 

Me acerco con cuidado a estas letras.

Palpo la multiplicada escritura

de lo que sea el mundo.

En otros cuerpos leo ahora

lo poco o mucho que sabré de mí.

 

Y el león de montaña se desliza,

como un gato feliz, bajo mis dedos.

 

 

Lluvia

 

El ruido de la lluvia

repicando insistente

sobre el metal lejano de las chapas

bajo el que duerme el sueño, roto, del extrarradio.

 

El ruido de la lluvia

vuelto gota muy lenta

que resbala por el cromado negro

de ese coche aparcado frente a un hotel de lujo.

 

El ruido de la lluvia

trazando un agujero

y otro más y otro más sobre una caja

hasta calar la bota que asoma de sus bordes.

 

El ruido de la lluvia

punteando las sílabas

a tu espalda, en el cristal cerrado

donde apenas resguardas poesía y conciencia.

 

El ruido de la lluvia…

 

                        (de “El tiempo es un león de montaña, Visor, 2018)

 

 

 

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media 5 / 5. Recuento de votos: 1

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

y Luz Cultural

Editor y director. de Luz Cultural Magazine, un lugar de encuentro para escritores, artistas, poetas, y comunidad en general.

    Encuentra más sobre mí en:

  • facebook
  • pinterest
  • twitter
  • youtube

Sin comentarios a “Trinidad Gan”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.