Un poemario de física y metafísica



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

Francisco Mena Cantero, Tus apuntes de física,  Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo), col. Melibea, 2019.

                        UN POEMARIO DE FÍSICA Y METAFÍSICA

                                   José Cenizo Jiménez

Francisco Mena Cantero nació en Ciudad Real en 1934 pero reside en Sevilla desde 1971, ciudad en donde ha visto crecer su familia y su trayectoria poética, ciudad que le debe mucho porque aquí, además, ha fundado una colección de poesía, Ángaro, junto a Manuel Fernández Calvo en 1969 y que ahora lleva aún adelante junto a los también poetas Víctor Jiménez y Enrique Barrero. Más de ciento sesenta libros han editado, una heroicidad cultural y poética que no se ha homenajeado aún lo suficiente, como no nos cansamos de repetir.

            Mena Cantero es autor de más de veinte libros de poesía, muchos de ellos de la mano de premios como el Fernando Rielo, Juan Alcaide o el Ciudad de Alcalá de Henares. Éste último que comentamos, Tus apuntes de física, aparece en la colección Melibea, editada por el Ayuntamiento de Talavera de la Reina (Toledo), que recoge básicamente los premiados en el certamen de poesía Rafael Morales, con nombres selectos, desde 1975, como Antonio Hernández, Luis López Anglada, Ángel García López, entre otros, o el mismo Mena Cantero, ganador en 2018.

            Siempre que hemos comentado la obra de nuestro autor bien en nuestra tesis doctoral sobre poesía en Sevilla o bien con ocasión de algún libro reciente, al referirnos a su trayectoria hemos aludido a que está centrada en un sentido espiritual de la vida y del hombre y en la calidad expresiva y rítmica.

Este libro, Tus apuntes de física, responde también a este análisis. Los temas y símbolos habituales en el poema, así como los recursos métricos y estilísticos, se repiten con vigorosa y renovada maestría, contrastada en un sinfín de galardones y reconocimientos. La línea clásica, elegante, rige el poemario, sin que por ello falten detalles o guiños irónicos, coloquiales (vemos el final de “Totalidad”, p. 20):

Mas, sea como fuere,

las cosas,

el tiempo y el espacio, el Universo,

y todo lo demás, únicamente son

modos de hacer ruido para decir

que estamos y vivimos.

                                                                                  Lo demás,

como dicen los viejos de mi barrio,

es igual que llover fuera del tiesto.

            Para hablar de uno de sus temas recurrente, el amor, o de otros como el paso del tiempo, la creación, el orden del universo, etc., elige con precisión símbolos de su gusto como el mar, el agua o la luz. El mar está omnipresente en poemas como “Mar” (p. 33), ligado a los otros conceptos señalados (creación, paso del tiempo): “(…) Somos / hijos del mar y de la tierra, / del espacio y el tiempo. Tras / la luz / vinieron las mareas y la arena. / (…) Llega / después aquel momento / en que el hombre comprende / que hay que morir contento, como lo hace / la mar en sus naufragios cada día”.

            Con estructuras polimétricas y algún soneto blanco, con un acopio de logrados símiles, metáforas o enumeraciones paralelísticas, con elegancia expresiva, nos plantea la vida como contraste entre línea (el tiempo que no se para) y círculo (ciclos que se repiten), con alusiones físicas, filosóficas y, digamos, metafísicas, un compendio lírico de altura con la mirada humana y humanística que no deja de aspirar a la trascendencia en cualquiera de sus formas.

Algunos versos se quedan grabados profundamente: “Ya eres raíz del campo en que me siembro”, “Hoy me abrazo a tu nombre / creciendo en la memoria del jardín”, “si te pienso es que existes más que nunca”, “Por la luz se conocen las tinieblas”… Y poemas como “De luz”, “Otro día” o “La casa”, entre otros que nos llegaron especialmente, muestran el nivel poético contrastado de este poeta que, como siempre decimos, merece mayor reconocimiento aún del que ya tiene en el marco de la poesía española de la segunda mitad del siglo XX (y de la actualidad).

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media
/ 5. Recuento de votos:


Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Jose Cenizo Jiménez

José Cenizo Jiménez, Paradas (Sevilla), 1961. Licenciado y Doctor en Filología Hispánica. Profesor de Lengua y Literatura (E. Secundaria). Ha sido profesor de la Universidad de Sevilla durante 14 años (Facultades de Filología y de Ciencias de la Educación). Coordinador del Programa de Doctorado de la Universidad de Sevilla “Estudios avanzados de Flamenco” de 2012 a 2014. Crítico literario (www.papel-literario.com…, Renacimiento, Archivo Hispalense, Luz Cultural, Clarín, Anthropos…). Autor de libros sobre la poesía de Rafael Porlán, Javier Salvago, Manuel Gahete, entre otros. Investigador de Flamenco, con libros sobre la copla flamenca y su didáctica, Antonio Mairena, Miguel Vargas, la alboreá y la petenera, etc. Expresidente de la Tertulia Flamenca de Enseñantes “Calixto Sánchez” de Sevilla. Miembro del Jurado del Compás del Cante 2016.
Foto de Paco Sánchez
https://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Cenizo_Jim%C3%A9nez

Sin comentarios a “Un poemario de física y metafísica”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.