Ventrílocua



  • Añadir comentarios
  • Print
  • Agregar a favoritos

por José de María Romero Barea

Un perfil es, según el Diccionario, un término pictórico y como tal, el poema que aspira a ser perfil es tanto el conjunto de rasgos peculiares que caracterizan a alguien o algo como cada una de las rayas delgadas que se hacen con la pluma sobre una superficie. En algunos poemas de Perfil de poetas y escritores (Dauro, 2013), Maricruz Garrido Linares (Priego de Córdoba, 1958) pretende (y consigue) hacer un dibujo que representa una voz y un personaje.

Sus poemas son en esencia monólogo dramático. Según M. H. Abrams, en A Glossary of Literary Terms (“Glosario de términos literarios”, 1957) el monólogo dramático se define en particular por un enunciador que se dirige a un auditorio silencioso implícito, cuyas reacciones traspasan a través de las inflexiones del discurso monologado. En su Perfil, Maricruz Garrido reproduce y recrea en sus propios versos los versos originales de los poetas antologados.

Así, la poeta de Priego se erige en persona y a la vez personaje, un ejercicio de ventriloquía que Maricruz Garrido dirige a sí misma, al personaje en cuestión o a un ausente. Hace decir a Emily Dickinson “Sólo me necesito a mí misma/ para sentirme libre” e intuimos que es la propia Maricruz Garrido la que habla. De esta forma, el monólogo se convierte en diálogo. La poeta dibuja y al mismo tiempo se dibuja. Sus mejores perfiles son retrato y autorretrato. Escribe “Y tú, tan tú y el otro/ y yo tan tú a tu lado” y habla tanto a Juan Ramón Jiménez como a sí misma.

Como buena ventrílocua, Maricruz Garrido es capaz de dar voz a algunos poetas de su elección sin dejar de ser ella misma, de modo que una vez proyectada la voz, ésta parece originarse desde su interior. En sus mejores versos, la poeta juega (dice de Virginia Woolf “tu voz … se ahogaba en sí misma”), se confiesa (“Nunca entendí por qué/ hay dolores profundos que no matan” A Miguel Hernández), advierte (“Esta noche no esperes/ si buscas no me encuentras” A Alfonsina Storni), siente (“No sé, todo es tan frágil que casi nos da miedo” A William Wordsworth) y celebra (“entre amigos, gozando de la dulce/ y hospitalaria mesa del encuentro” A Antonio Carvajal).

Licenciada en Filología Inglesa por la Universidad de Granada, Maricruz Garrido ha ejercido la docencia en distintos institutos de la provincia de Córdoba y actualmente es profesora en el IES Fernando III de Priego. Es autora de los poemarios El ser de las cosas y Cántico a través de la ausencia. Durante cuatro años dirigió la página literaria del periódico local Adarve y está incluida en la antología “Bromelia, poetas de la Subbética”. Obtuvo el premio “Mujerarte” de poesía en Lucena en1999. Es Presidenta de la Asociación de Amigos de la Biblioteca de Priego y coordinadora del Aula literaria de esta población.

Por desgracia, las erratas, el uso caprichoso de puntuación, de mayúsculas y minúsculas y la omisión de vocales y consonantes afean la edición de Dauro. Por suerte, algunos versos de Maricruz Garrido logran salvar esos obstáculos.

 

Sevilla, 15/01/2014

¿Te ha gustado esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media
/ 5. Recuento de votos:

Cuanto te ha gustado esta publicación …

¡Síguenos en las redes sociales!

Jose de Maria Romero Barea

José de María Romero Barea (Córdoba, 1972) es autor de Poesía (qué si no). Su primera sección, el corazón el hueco, consta de la trilogía Resurrecciones (Asociación Cultura y Progreso, 2011), (mil novecientos setenta y) Dos (Ediciones en Huida, 2011) y Talismán/Talisman (Editorial Anantes, 2012. Edición bilingüe. Traducción de Curtis Bauer), del que la plaquette ridículo ciego feliz en mi sitio/ridiculous blind happy in my place (Q Ave Press, 2012. Edición bilingüe y traducción de Curtis Bauer) es un adelanto.

Sin comentarios a “Ventrílocua”

Añadir un comentario.

Al enviar un comentario aceptas nuestra política de privacidad

Deja una respuesta




Las opiniones vertidas en los artículos son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de Luz Cultural.